Persiste la inconformidad de los comuneros por relleno sanitario

-Demandaron pagos a las alcaldías implicadas en tema, pero hay sólo desinterés

-Confiaron en logar acuerdos, pese a que existe amparo para frenar estas acciones

ZONA TULA

Ángel Hernández

p9-RELLENOAún no hay nada definido en cuanto a las pretensiones económicas (alrededor de 14 millones de pesos) de comuneros del ejido de Tula por parte de cinco ayuntamientos del suroeste de la entidad por daños y perjuicios ambientales, causados al núcleo por la incorrecta operación del Relleno Sanitario Regional de Tula.

El 19 de abril pasado los labriegos del ejido de Tula bloquearon el acceso al confinamiento de residuos sólidos exigiendo 2.8 millones a las alcaldías de Atitalaquia, Atotonilco de Tula, Tlahuelilpan, Tlaxcoapan y Tula, que desde 2010 hacen uso del basurero.

Los ejidatarios se negaban a liberar los accesos ante la presunción de contar con un amparo de suspensión para la utilización del relleno, pero las presidencias municipales alegaron para que se les permitiera el depósito unos cuantos días más, con el argumento de que aún no habían sido notificadas acerca de la determinación legal.

Ante este escenario pidieron seguir depositando hasta que se les notificara formalmente, tiempo en que suspenderían el depósito; sin embargo, pese a haber sido debidamente avisados del amparo a principios de mayo aún siguen haciendo uso del confinamiento, por lo que no se ha visto movimiento de cuatro de las cinco administraciones implicadas.

Sólo Atotonilco de Tula ha sesionado para autorizar el monto económico a ofrecer a los ejidatarios, la asamblea municipal dio su autorización para iniciar las negociaciones con los campesinos por tan sólo 100 mil pesos, de los 2.8 millones requeridos.

En el resto de las alcaldías ha sido evidente el desinterés que se ha mantenido sobre el tema, teniéndose que los cabildos de Atitalaquia, Tlahuelilpan, Tlaxcoapan y Tula no han sesionado para analizar la petición de los comuneros.

Tlaxcoapan incluso adelantó que está buscando terreno para nuevamente construir un relleno municipal, en tanto Tlahuelilpan, Atitalaquia y Tula nada han dicho al respecto.