Anticorrupción

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreLuego de un periodo de cabildeo entre los diputados locales, ayer fue aprobada la reforma constitucional que desde marzo el gobernador Omar Fayad envió, a manera de iniciativa, al Congreso de Hidalgo para construir nuestra Ley Anticorrupción.

Dicha aprobación sienta las bases para tener un Sistema Estatal Anticorrupción, toda vez que más del 50 por ciento de los municipios aprobaron la iniciativa y de esta forma Hidalgo se homologa a otras entidades del país que buscan trasparentar el ejercicio público con un ordenamiento de vanguardia.

Pero llegar a esta aprobación no fue un asunto simple y vale la pena subrayar el trabajo de la presidenta de la junta de gobierno, María Luisa Pérez Perusquía, quien logró amalgamar las diferentes visiones que había respecto a la propuesta, ya que tanto perredistas como panistas se mostraron “preocupados” por dos temas contenidos en los documentos base del proyecto: la anulación del fuero y la duración en el cargo de fiscal anticorrupción, así como los detalles de su nombramiento.

Desde la perspectiva de algunos diputados, al prosperar la anulación del fuero podrían surgir persecuciones, principalmente de los medios de comunicación, así que ese solo aspecto requirió de intensas sesiones de sensibilización encabezadas por Pérez Perusquía.

Los legisladores hidalguenses coinciden en que las nuevas condiciones de la sociedad exigen ordenamientos que permitan darle certeza y claridad sobre la actividad de las autoridades y de sus representantes.

Así que tras varios meses de análisis y discusión, este jueves fue aprobada la iniciativa en la cual un amplio sector de la ciudadanía deposita sus esperanzas para que, finalmente, contemos con mecanismos útiles que nos permitan contener los excesos en los que muchos servidores públicos incurren, pero desde el nivel de acabar con las “tentaciones”.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio