Aboga la LXIII Legislatura por modificación contra violencia

-Escenarios cambiaron y representan retos para diputados, indicó Pérez

-Tejido social fue seriamente dañado y debe repararse con herramientas

INAUGURA FORO

Jocelyn Andrade

Fue rebasada ya la Ley para la Prevención, Atención y Erradicación de la Violencia Escolar para el Estado de Hidalgo, promulgada en septiembre de 2013, por las circunstancias registradas actualmente en la entidad, consideró la presidenta de la Junta de Gobierno de la LXIII Legislatura, María Luisa Pérez.

Lo anterior durante su mensaje previo a la inauguración del foro “Reforma a la Ley para la Prevención, Atención y Erradicación de Violencia Escolar. Transformando prácticas y saberes para una mejor convivencia”, que contó con la presencia del secretario de Gobierno, Simón Vargas; la titular de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), Sayonara Vargas; la directora general del Sistema DIFH, Patricia Valencia; el presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, José Manuel López; así como el magistrado de la Sala Unitaria Especializada en Justicia para Adolescentes, Mario Pfeiffer.

“Es necesaria su modificación para que siga siendo una herramienta que permita reconstruir esta parte del tejido social que ha sido seriamente dañado, al tiempo de brindarles atención y protección que merecen las niñas y niños de todo el territorio hidalguense”, sostuvo la legisladora local.

Agregó que por ello, en coordinación con la SEPH, el Sistema DIFH y la Secretaría Ejecutiva del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), se sumaron esfuerzos para organizar este foro con el objetivo de escuchar a quienes integran la comunidad escolar para formular una reforma sustancial a dicha ley.

“Buscamos que estas reformas permitan identificar la problemática, crear bases de prevención y generar políticas de atención para minimizar secuelas en una primera etapa y, posteriormente, disminuir la incidencia, buscando el ideal de erradicación mediante programas y protocolos de actuación”.

La titular de la SEPH, Sayonara Vargas, manifestó que para evitar la violencia dentro de las escuelas se tiene la consigna de trabajar en conjunto para generar ambientes sanos, donde prevalezca el respeto y la posibilidad de expresarse sin miedos al rechazo o a la discriminación.

“Se trata de promover una cultura de participación conjunta para resolver conflictos en el ambiente escolar. Es fundamental el reconocimiento y protección de derechos con miras a la erradicación paulatina de la violencia escolar en su multiplicidad de formas, sin llegar a la represión y control intimidatorio”.

El secretario de Gobierno, Simón Vargas, expresó que en la entidad no puede tolerarse ninguna clase de violencia, ni que la sociedad acepte que la intolerancia o acciones de algunos grupos generen situaciones donde la población tome la justicia por propia mano.

Reconoció que foros como los que realiza el Congreso local permiten retomar expresiones de distintos puntos de vista para conjuntarlos y crear una legislación acorde a la realidad de Hidalgo, que proteja y vele por los derechos de la ciudadanía.