Entrega Nuvia viviendas a más familias indígenas de la entidad

-Acudió a la región de Tepetitlán para ofrecer apoyos a población local

-Subrayó importancia de contar con un hogar digno en las zonas vulnerables

PROGRAMAS FEDERALES

Jocelyn Andrade

p3-CDIEntregó 25 viviendas la directora de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga Delgado, a igual número de familias hidalguenses, en la comunidad de José María Pino Suárez, en el municipio de Tepetitlán, única localidad indígena de la región.

En su mensaje la funcionaria federal enfatizó la importancia que tiene el que la población indígena cuente con una vivienda digna, pues además son equipadas con agua potable, electricidad y drenaje.

Indicó que este año la dependencia no cuenta con recursos para la construcción de más viviendas en Hidalgo, derivado de los recortes al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF); sin embargo, en 2018 previó la llegada de más recursos al estado para este rubro.

Además en el municipio de Tepetitlán apoyarán al ayuntamiento para ampliar la red de electrificación en la comunidad de José María Pino Suárez, pues el proyecto tiene un costo de 11 millones de pesos y los recursos de esta demarcación son insuficientes para el mismo.

Asimismo, durante el evento, se entregaron certificados de proyectos culturales y productivos a grupos de diferentes municipios de la entidad.

Abundó que la CDI apoya a que haya proyectos productivos por tres años, pues el objetivo es que los beneficiarios puedan “comer del proyecto y no se coman el proyecto”.

Subrayó que la idea principal es que quienes reciben el apoyo se puedan convertir en micro o pequeños empresarios y con ello puedan sostenerse, de ser posible, puedan tener también la oportunidad de crear fuentes de empleo en sus comunidades.

Al respecto uno de los beneficiarios de este programa, originario del municipio de Ixmiquilpan, comentó que gracias al respaldo que recibió pudo hacer crecer su negocio de incrustación de concha de abulón en madera.

Este negocio ya cuenta con marca registrada y con el sello “Manos Indígenas”, lo cual hizo que pudieran crecer y ya tienen en puerta la posibilidad de exportar sus productos.

Con el apoyo de la dependencia federal podrán adquirir una máquina láser, con la cual grabarán piezas, con el objetivo de asegurar su marca y para que los posibles compradores tengan la certeza de que son artículos hechos por manos mexicanas.