Alto a cacería de brujas, petición de los informales

-Persecución es sin importar que pertenezcan a determinado grupo o asociación de representantes o en su caso, que sean independientes

DIFERENCIAS

Milton Cortés

pág 05 vendedoresComerciantes informales de Pachuca, ajenos a las organizaciones que pugnan por espacios de venta en la vía pública, solicitaron que no se haga del ambulantaje una “cacería de brujas” en contra de los trabajadores de este sector.

Dieron a conocer los vendedores, encabezados por Lucero Cuevas, que se ha desencadenado una persecución por parte de las autoridades en contra de los comerciantes informales, sin importar que pertenezcan a determinado grupo o asociación de representantes o en su caso, que sean independientes.

“Te presionan para que ya no vendas en la calle, pero tratan a todos por igual, no merecemos el trato que se le da a los rijosos, ellos son una cosa y nosotros no somos parte de sus movimientos”.

Indicó que esta situación puede salirse de control como ha sucedido en Pachuca, situación que pondría en serios aprietos tanto a las autoridades como a los vendedores que no se amedrentarán por los conatos de enfrentamiento que se han presentado.

Señaló que el acercamiento con otros sectores de comerciantes por parte de la presidencia municipal de Pachuca no se ha presentado, de tal forma que es necesario que exista cordura e intensión de integrar en los proyectos a todos los vendedores informales.

“El comercio informal no se va a acabar; la intención de ordenar puede resultar positiva, pero siempre habrá otros intereses que mantengan vivos a los grupos que se han apoderado del comercio ambulante y que generan tensión entre autoridades y trabajadores del comercio no establecido, situación que se debe evitar”.