Ventajas de ser mujer II

Amira Corrales

Amira Corrales Es increíble lo mal que se usa y entiende el término de Feminismo. Lo he leído tantas veces equivocado –y debo decir, con un tono de desdén, no sólo de ignorancia- que me hace comprender porque tiene tan mala reputación entre algunas mujeres. Porque desde una lógica machista, me queda claro que no habrá un “machitroll” que no se dedique a trabajar en el desprestigio de tan noble ideología. Pero continuando con mi historia anterior, fue precisamente el Feminismo el que poco a poco me dejó conocer las ventajas de ser mujer, y entendí que pocas son en el mundo exterior, sociocultural; pero son extremadamente ricas las que existen en nuestro interior, en nuestro “yo” femenino. Son quizás tantas aberraciones y obstáculos por los que tenemos que cruzar, que nuestra fortaleza se acrecienta conforme los años y la experiencia. Si cuando somos jóvenes, confiamos en nuestra belleza para sobresalir –clásico ejemplo del rol femenino tradicionalista impregnado en nuestra cultura patriarcal-, cuando somos mayores, nuestra mayor fortaleza es la confianza en nosotras mismas. Las adversidades nos han permitido desarrollar habilidades superiores para avanzar hacia la felicidad y el amor, así como para resolver problemas complejos relacionados con nuestro desarrollo humano. No sólo somos inteligentes en nuestro trabajo –cualquiera que éste sea- sino que desarrollamos una inteligencia emocional que resulta de las interrelaciones cotidianas con los demás. Somos empáticas, creamos vínculos emocionales perennes, aprendemos el control de emociones tarde o temprano – a veces obligadamente, ya que se nos juzga con severidad si exageramos-. Pero lo que más me llama la atención es la resiliencia que tenemos. Nos podrán golpear y dejarnos tendidas en la lona, pero más tardamos en sanar que en levantarnos, y con más fuerza. Cuando nos comprometemos a realizar un objetivo, lo hacemos con ahínco y suma responsabilidad. Nos fijamos en los detalles, sabemos pensar y hacer al mismo tiempo, realizamos varias faenas a la vez, la felicidad la encontramos en la compañía y el placer en hacer lo que nos gusta, lo que nos relaja. La lista puede engrosarse, le invito a hacer la suya.

 

Twitter: @AmiraCorrales