Preparan secretarías protocolo para actuar ante posible abuso

 

-En la actualidad no existe una metodología para separar de encargos

-Trabajadores implicados representan un riesgo hacia los estudiantes

ACOSO SEXUAL

 

Adalid Vera

p11-protocoloElaborarán la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Secretaría de Educación Pública federal (SEP) un protocolo de seguridad para atender casos de violencia y acoso sexual al interior de escuelas, pues como no existen, los Sectores Educativos no pueden aplicar sanciones contra presuntos inculpados, sobre todo si se trata de personal administrativo o docente.

Todavía no existe un protocolo que indique acciones a seguir las Secretarías de Educación Públicas estatales cuando aparecen este tipo de sucesos, así que están impedidas para separar de sus cargos a profesores o personal administrativo.

Hace unos días Sayonara Vargas Rodríguez, titular de la SEPH, informó que personal de ambas dependencias federales elaboran dicho documento, mientras esos asuntos se canalizan a las dependencias judiciales y en tanto no se determine la responsabilidad del inculpado estos continúan en sus centros de trabajo.

No puede la SEPH separarlos de sus cargos porque sería violatorio de los derechos laborales; sin embargo, la realidad es que representan un riesgo para la seguridad de la comunidad escolar, pues podrían volver a incurrir en este delito.

Se desconoce cuándo pueda estar terminado el documento, pero se prevé que sea a la brevedad, pues en Hidalgo ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) existen casi 40 carpetas de investigación por acoso y abuso sexual, de las cuales la mayoría se encuentra en investigación y eso implica que los presuntos responsables laboran de forma normal.

Vargas Rodríguez indicó que el personal es removido de su centro de trabajo sólo cuando la denuncia penal haya culminado en sentencia, es entonces cuando la SEPH termina la relación laboral.

Existen manuales de seguridad básicos sobre qué hacer en estos casos, pero resultan obsoletos porque la integridad de otros alumnos permanece en riesgo al estar cercanos.