El SNTE

Juan José Herrera

Juan José HerreraAquí se publicó hace algunas semanas que la tradicional celebración con motivo del Día de la Educadora sería postergada en Hidalgo debido a supuestos problemas financieros al interior del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y así fue.

De igual forma La Crónica de Hoy en Hidalgo fue el primer medio en confirmar que el exdirigente, Sinuhé Ramírez, formaría parte del organismo a escala nacional, situación que pudo comprobarse también días después con un evento al que acudió el hidalguense, en representación de Juan Díaz de la Torre.

Ahora crecen los rumores que atañen a la misma Sección XV del organismo respecto a que, presuntamente, las cuentas del sindicato permanecen congeladas por anomalías, aunque el propio líder, Luis Enrique Morales, ya expuso que no hay ningún problema relativo a los dineros del organismo y que, prácticamente, todo marcha bien, lo que en política puede traducirse como “cuando digo que no es que sí” y viceversa.

Parece ocioso recordar que la pasada gestión del organismo sindical puso tras las rejas a su exsecretaria Mirna García, la cual salió de la cárcel (ahora es buscada de nuevo) merced a los vacíos legales que prevalecen en la justicia mexicana y evidenció además cotos de poder que durante muchos años manejó a su antojo Moisés Jiménez.

Hoy el tema económico del sindicato produce escozores porque incluso no es capaz, no quiere, no le interesa, hablar de transparencia y para muestra basta decir que ni siquiera puede exponer de manera pública a cuánto ascienden los salarios de sus directivos en Hidalgo.

Hace tiempo una exfuncionaria de la SEPH de alto nivel contaba cómo había descuentos de centavos o pesos, que en apariencia resultaban ínfimos y sin detrimentos, pero que pasaban cada quincena directo a las arcas del ¿SNTE?, convertidas en sumas millonarias, y que formaron parte de las estructuras con las cuales se enriqueció de manera más que ilícita doña Elba Esther Gordillo, quien llegó a convertirse en una de las mujeres más poderosas de México y comparsa del PRI, al cual ofrecía el voto de sus agremiados a cambio de infinidad de prebendas y posiciones de sus allegados.

De cara a los procesos electorales venideros sería buen momento para cuestionar a la nueva estructura del SNTE en Hidalgo si estas prácticas se mantienen y cuáles son los verdaderos fines; hoy día en que los escenarios políticos están tan trastocados y donde se anticipa incluso el regreso de personajes como el propio Moisés Jiménez a través de un nuevo partido político que podría confirmar el rompimiento de toda un ala con los “tricolores”.

Ese es el SNTE y su frontispicio político llamado Panal, que navegan con una misma bandera de supuesto impulso a la educación, pero que en el fondo omiten información fundamental para devolver la confianza a una ciudadanía más que cansada de este tipo de autoridades opacas en una mar de discursos gubernamentales que privilegian la rendición de cuentas.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap