Sexshop en Hidalgo: negocio tabú que no termina de cuajar

 

-Pese a que en otras latitudes dejan millones de dólares aquí no es así

-Son muy pocos los permisos de estos giros solicitados en últimos años

PESA LA PENA

 

Rosa Gabriela Porter

p9-SEX-SHOP (1)Tangas, dildos, condones de colores y negligés con encajes… en las tiendas eróticas existe gran variedad en objetos o prendas para disfrutar momentos íntimos, solos o acompañados.

De acuerdo con portales financieros, a escala mundial la industria de juguetes sexuales, lencería, películas para adultos o retardantes está valuada en más 17 mil millones de dólares anuales.

Aunque este tipo de mercado no es nuevo para México, en algunos puntos del país prevalecen los estigmas en su ubicación, mediana aceptación entre la sociedad y baja clientela.

 

TESTIMONIO. Karissma es la encargada de una sexshop en Pachuca, prefiere no proporcionar su verdadero nombre pero reconoce que la venta es poca, a excepción de días como el 14 de febrero o durante diciembre, pero en general casi no ingresan personas al local.

“Yo creo que les da pena, muchos se asoman y entran por un momento, pero quizá les avergüenza que los vean en tiendas como estas”.

En una enorme vitrina hay juguetes sexuales y anillos vibradores, lubricantes, penes de plástico, muñecas, bombas de vacío, esposas afelpadas, películas pornográficas y hasta disfraces. En otro anaquel están diferentes tipos de condones: marcas, tamaños, sabores y colores.

“Luego sí viene gente a preguntar si ofrecemos otro tipo de servicios, piensan que acá también se paga por sexo o damas de compañía, pues ahí con la pena les decimos que eso no hay aquí”, sonríe apenada.

 

PERMISO PARA JUGUETEAR. Las denominadas sexshop, como cualquier negocio o giro comercial, también deben cumplir con requisitos para obtener su licencia de funcionamiento por parte de las presidencias municipales, además de pagar la expedición del permiso y prohibir la entrada a menores de 18 años.

La mayoría de las tiendas solamente exhibe mercancía; sin embargo, hay modalidades que incluyen cabinas o salas de video para los clientes.

Algunas de las entidades o municipios contemplan en sus respectivos reglamentos para funcionamiento de establecimientos mercantiles la libertad de instalar cabinas, en contraste con otros ayuntamientos que lo impiden.

La Crónica de Hoy en Hidalgo solicitó información sobre estas licencias a 12 alcaldías: Actopan, Zacualtipán, Ixmiquilpan, Huichapan, Tepeapulco, Pachuca, Mineral de la Reforma, Tepeji del Río, Tizayuca, Huejutla, Tulancingo y Tula de Allende.

De la docena de presidencias municipales, referente al número de licencias aceptadas para el funcionamiento de tiendas eróticas, desde el 2010 al 2017 solamente Ixmiquilpan, Pachuca, Tulancingo y Tula de Allende confirmaron permisos de este tipo.

En cuanto a Zacualtipán, Actopan, Huichapan, Tepeji, Tizayuca, Mineral de la Reforma y Huejutla de Reyes, las Unidades de Transparencia municipales dieron a conocer que durante ese periodo no atendieron solicitudes para instalar sexshop.

Ixmiquilpan tiene un permiso otorgado en 2012, en su normativa mercantil no menciona disposiciones sobre el establecimiento de cabinas, mientras que el costo para obtener la placa depende de los metros cuadrados y la zona del municipio, oscila entre mil 800 hasta los 3 mil pesos.

En Tula de Allende aprobaron dos solicitudes en 2015, además “ningún tipo de licencia de funcionamiento autoriza el uso de cabinas o salas de video” y el monto que deben pagar para tener el giro varía de 768 a 2 mil pesos.

Relativo a Tulancingo son dos tiendas eróticas avaladas, una en 2008 y otra en junio de 2015, la Dirección de Reglamentos y Espectáculos local indicó que las cabinas no están previstas en el catálogo de giros comerciales.

Finalmente en Pachuca dieron a conocer que de 2010 al 2017 solamente autorizaron una sexshop, mientras que en 2017 la alcaldía rechazó un permiso.

Sobre las cabinas de video, el ayuntamiento capitalino informó que están prohibidas con fundamento en el aparatado G del artículo 39 del Reglamento para el Funcionamiento de Establecimientos Mercantiles y Espectáculos Públicos.

El costo de apertura de estos negocios en Pachuca es de 11 mil 435 a 15 mil 798 pesos, conforme el dictamen de uso de suelo y tamaño del local.

 

DOCUMENTOS. Los requisitos para la apertura de un establecimiento son prácticamente los mismos en los municipios, principalmente: solicitud elaborada, copias de credencial de elector, comprobante de domicilio, escrituras o contrato de arrendamiento, visto bueno de Protección Civil y de salubridad, dictamen de uso de suelo, medidas del local y recibos de pago.