Llega iniciativa para la fiscalización y cuentas

 

-Es parte fundamental del andamiaje jurídico para Sistema Estatal Anticorrupción

-Incidirá en la construcción de un crecimiento económico, sostuvo la presidenta

SERVICIO PÚBLICO

 

Jocelyn Andrade

p8-iniciativaPresentó la junta de Gobierno del Congreso local la iniciativa mediante la cual se crea la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas, que forma parte del paquete de leyes del Sistema Estatal Anticorrupción.

La iniciativa tiene el propósito de fiscalizar casi en tiempo real a las entidades, así como revisar el cumplimiento de los objetivos y metas establecidos en los planes y programas; la verificación respecto al cumplimiento de las disposiciones en materia de disciplina financiera.

También establece que la auditoría tendrá la determinación de daños o perjuicios y la promoción para fincar responsabilidades, las sanciones cuando no se observe lo dispuesto por esta ley, así como los medios de defensa correspondientes, entre otras.

Al dar lectura a la iniciativa, la presidenta de la Junta de Gobierno, María Luisa Pérez, afirmó que la ASEH cumple con un papel relevante que incide en la construcción de un crecimiento económico, promueve la orientación estratégica de la gestión financiera y aumenta la confianza de los ciudadanos en las instituciones del estado, además su conformación como institución pública sólida cierra brechas a la corrupción.

La iniciativa establece que las cuentas públicas se organizarán, sistematizarán, integrarán y difundirán conforme a lo establecido en la Ley General de Contabilidad Gubernamental, los acuerdos emitidos por el Consejo Nacional de Armonización Contable, la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y de los Municipios y demás disposiciones que regulen la materia.

Una de las diferencias principales con la actual fiscalización es que la Cuenta Pública del Estado, del ejercicio correspondiente, deberá ser presentada a más tardar el 30 de abril del año siguiente por el Poder Ejecutivo al Congreso, a través de la Auditoría Superior.

Para la función de fiscalización la Auditoría Superior tendrá las siguientes atribuciones: fiscalizar los recursos públicos estatales, municipales y demás que sean de su competencia, así como los otorgados o transferidos a las entidades fiscalizadas, cualesquiera que sean sus fines y destino.

Además tendrá que revisar que la gestión financiera de las entidades fiscalizadas que hubieren captado, recaudado, custodiado, manejado, administrado, aplicado o ejercido recursos públicos, hayan cumplido con lo dispuesto en sus leyes o presupuestos de ingresos, presupuestos de egresos y demás disposiciones legales, reglamentarias y administrativas aplicables.

Para las recomendaciones la Auditoría Superior podrá requerir a los auditores externos copia de los informes y dictámenes de las auditorías y revisiones por ellos practicadas a las entidades fiscalizadas y, de ser requerido, el soporte documental.