Oyen Las Golondrinas en PRI Hidalgo; avisos

– Fuentes internas y rumores de militantes mencionan que durante la sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal, Meléndez Apodaca diría adiós

AUGURIOS

Rosa Gabriela Porter

p3-priDespués de más un año de la elección concurrente, donde el Revolucionario Institucional (PRI) obtuvo bajos resultados en las urnas, Alberto Meléndez Apodaca dejará el cargo de presidente del partido para que Leoncio Pineda Godos asuma el cargo por la vía de prelación.

Este viernes, el Comité Directivo Estatal (CDE) “tricolor” confirmó la salida de David Hernández Madrid de la Secretaría de Organización para cederlo al exalcalde de Tepeapulco, así como la designación de Erika Rodríguez Hernández en la Secretaría de Acción Electoral.

Dichos nombramientos fueron realizados por el todavía presidente del CDE, Alberto Meléndez, quien dijo mediante un comunicado de prensa que la designación de los nuevos secretarios obedece a la restructuración al interior del partido.

Sin embargo, fuentes al interior del partido y rumores de militantes mencionan que este sábado durante la sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal, Meléndez Apodaca, quien fue electo para el periodo 2015-2019, anunciaría la dimisión al encargo.

Cabe recordar que los estatutos del partido establecen que cuando exista una ausencia temporal justificada del presidente o del secretario general, el secretario que corresponda, de acuerdo con el orden de prelación, ocupará el cargo.

En ausencia simultánea del presidente y secretario general, los secretarios que correspondan de acuerdo con el orden de prelación ocuparán los cargos y en un plazo de 60 días convocarán al Consejo Político para que proceda a realizar la elección de sustitutos que concluirán el período estatutario correspondiente.

 

ANTECEDENTES. No es la primera ocasión que trasciende la renuncia de Meléndez, los rumores avivaron luego de los resultados electorales del pasado 5 de junio.

Los cómputos del proceso comicial revelaron que aunque el PRI ganó la gubernatura, con las cúpulas coaligadas del Verde Ecologista (PVEM) y Nueva Alianza (PNA), respecto a los procesos de diputaciones locales e integrantes de ayuntamientos, los números no favorecieron a los candidatos priistas.

De los 18 distritos electorales en disputa, el priismo logró la mayoría de votos en doce jurisdicciones, cinco de esas fórmulas bajo la coalición “Un Hidalgo con Rumbo”, mientras que en las presidencias municipales, apenas alcanzaron 30 demarcaciones, la mitad de ellas en alianza con el “partido del tucán” y Panal.