GRILLERÍAS

LORD CHANCLITAS

GrilleríasInformaron los grillitos que el delegado de la SEP en Hidalgo, Raimundo Ordóñez, ya es mejor conocido como #LordChanclitas, debido a sus ocurrencias de subir a sus redes sociales una fotografía donde presumió que al fin encontró los zapatitos que tanto había buscado para su amada, los cuales son de una prestigiosa y costosa marca inalcanzable para el poder adquisitivo de los “simples mortales”. Hay que pensar un poco mejor las cosas antes de hacerlas, pues una simple broma o comentario en estos tiempos se transforma de inmediato en sambenito.

INVITADO

También expusieron los grillitos que el actual presidente municipal de Omitlán, Ulises Hernández Vázquez, es otra de las “víctimas colaterales” de las locuras de su primo hermano, el diputado local del PRI, Ernesto Vázquez Baca, pues resulta que el legislador aprovecha la menor provocación para acudir a cualquier evento organizado por el ayuntamiento pero ni siquiera se hablan; tal vez el alcalde es precavido y cuida muy bien con quién se deja, o no, ver.

MILAGRO

Otro que reapareció, aunque nadie sabe por qué o para qué, fue el diputado federal Alfredo Bejos, del cual muy pocos conocen las labores que realiza, ya que hasta ahora no existe boletín alguno que confirme si el también priista realiza alguna acción o promoción de beneficio para la zona que dice representar. El eterno aspirante a la alcaldía de Pachuca aprovechó la visita del secretario de Turismo federal, Enrique de la Madrid, a Hidalgo este martes para salir en las fotos.

LAMENTABLE

Un elemento de la Policía Municipal de Tlahuelilpan, que recibía supuesta instrucción sobre cómo armar y desarmar su pistola de cargo para limpiarla se disparó por accidente y perdió la vida, según las propias autoridades estatales. Lo más lamentable del hecho, que no es el primero en el territorio estatal, es que nadie le haya dicho que antes de estas maniobras debía cerciorarse de que el arma no estaba cargada, se supone que estas capacitaciones las ofrecen elementos con mayor experiencia, ni hablar.