Contrapesos en el PRI

Leonardo Herrera

 Leonardo HerreraLeoncio Pineda Godos tiene la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero no el partido político y tendrá que convivir con los contrapesos y equilibrios necesarios para lograr un crecimiento que además de resultados electorales, devuelvan a este organismo político parte de lo que dice su plataforma política registrada en organismo electorales y que hasta ahora solo es papel y discurso.

El ex presidente municipal de Tepeapulco, debe asumir que el libre paso que le dio el jefe político del grupo Hidalgo, Miguel Ángel Osorio y el impulso del gobernador Omar Fayad, no serán suficientes para mantenerse y mucho menos consolidar un liderazgo que en este momento no tiene como tampoco la influencia entre los diferentes grupos políticos en el estado.

Pineda Godos, debe pasar de la retórica de la reinvención y estrategia política, a la realidad y los hechos para recuperar a un partido político alejado de la agenda ciudadana, cercano más a una dependencia gubernamental que a un actor político trascendente que debate y opina frente a la realidad social y a partidos opositores.

Tiene la oportunidad real de construir una verdadera opción electoral si es capaz de reconocer que los equilibrios existen y los contrapesos son necesarios con los diferentes grupos políticos, pues de lo contrario tendrá el riesgo de emular a una dirigencia como la encabezada por Ricardo Crespo, que genero crispación y enfrentamientos.

Por eso, la Secretaría General del PRI está en manos de Erika Rodríguez la diputada federal que mantiene como origen natural el Grupo Hidalgo y que será necesaria para mantener la balanza y evitar imposiciones que hagan caer al tricolor en una de las contiendas donde habrá intereses muy particulares.

 

De mi tintero…La relación era buena entre la presidencia de la república y el gobernador del estado Omar Fayad, pero se fortaleció aún más en las últimas semanas, al nivel de reconocimiento para el originario de Zempoala….Dicen en los Pinos que dejó muy buena impresión al ser el único gobernador que lejos de pedir, llego a ofrecer al presidente Enrique Peña su trabajo en el proceso que se vivió recientemente…Con las inversiones que serán anunciadas en el sector industrial y agrícola, el jefe del ejecutivo podrá señalar que una de sus promesas se cumplió antes de llegar al primer año de gobierno, pues se captaron 10 mil millones de inversiones privadas y con ellos los 6 mil 500 empleos y más de 11 mil indirectos…