El transporte público se adueña de espacios que son para ascenso y descenso de pasaje

-Autoridades de la Secretaría de Movilidad y Transporte estatal (Semot), Secretaría Municipal de Pachuca y Mineral de la Reforma permiten que los conductores se estacionen hasta en doble fila, generando caos vial en las diversas arterias

PACHUCA Y ZONA METROPOLITANA

 Alberto Quintana

pág 04 transporte 1El transporte público se adueña de las zonas de ascenso y descenso ubicadas en los centros comerciales y hospitales de la zona metropolitana de Pachuca.

Autoridades de la Secretaría de Movilidad y Transporte estatal (Semot), Secretaría Municipal de Pachuca y Mineral de la Reforma permiten que los conductores se estacionen hasta en doble fila, generando caos vial en las diversas arterias.

Además, los taxis de la zona metropolitana y combis utilizan estas áreas como base, es decir que no permiten que los automovilistas particulares se aparquen en sus respectivos lugares.

Solicitó La Crónica de Hoy en Hidalgo a la Semot el número de paraderos de ascenso y descenso que están destinados para el transporte público, ya que  la gran mayoría son ocupados como zonas de base; la respuesta fue que estaban verificando los datos con el área encargada.

Por su parte los automovilistas que dejan a sus familiares a que reciben atención médica en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Hospital General de Pachuca (HGP), localizados en la avenida Madero de esta ciudad, padecen porque es muy complicado estacionarse por algunos minutos.

Esta situación se registra de igual forma en los centros comerciales, como Plaza Bella, donde las combis y taxis utilizan hasta dos carriles para hacer ascenso y descenso de usuarios.

Mientras que las autoridades estatales y municipales “brillan por su ausencia”, trabajadores del volante hacen lo quieren sin importar que pongan en riesgo la integridad física de la población.

Sin embargo, la Semot informó que en los primeros nueve meses de la administración del gobernador Omar Fayad Meneses ha sancionado a conductores de 2 mil unidades del transporte público en las diferentes regiones del estado.

Además que a través del Sistema de Transporte Convencional de Hidalgo (STCH), aplicaron multas a mil 196 colectivas, 812 de modalidad individual y 469 fueron remitidas al corralón.

Indicó que las Coordinaciones Regionales de Pachuca, Actopan, Huejutla, Ixmiquilpan, Zacualtipán, Tulancingo y Tula-Tepeji,  revisó 2 mil  2927 taxis y 3 mil 726 colectivas.

Las acciones son el con el firme objetivo de garantizar la seguridad de  los usuarios,  corroborar la correcta y optima prestación del servicio de transporte público.

Los principales motivos de sanciones administrativas, destacan la falta de tarjetón y póliza de seguro, unidades en malas condiciones físicas, falta de cromática; uso de vidrios polarizados; no portar tarifario a la vista de  los usuarios.

Así como la  alteración de tarifa; falta de una placa, hacer base en lugar no autorizado;  trabajar fuera de ruta o de jurisdicción y  prestar el servicio sin la autorización correspondiente.

Los operativos de vigilancia y supervisión también se implementan como respuesta a los diferentes reportes y quejas ciudadanas sobre el servicio de transporte público ingresadas a través de la línea de atención ciudadana, correo electrónico y redes sociales de la Semot.

El propósito es incidir en la conducta de los operadores, así como promover actitudes que dignifiquen y mejoren la calidad en los traslados y las condiciones de movilidad de la población.

Cabe destacar que en lo que va del año 2017, el STCH ha realizado un total de 5 mil 535 Revistas Vehiculares para certificar que las unidades de transporte público reúnan las condiciones físicas y mecánicas necesarias para su seguro y eficaz funcionamiento, así como corroborar que se encuentren en aptitud de brindar el servicio al que es destinado.

CONTRAPARTES. Vecinos de las colonias: Militar, Dos Carlos, Ávila Camacho y Ceuni comentaron que las unidades que prestan el servicio en la zona, están en pésimas condiciones mecánicas.

En ocasiones por varias horas se quedan sin transporte público, ya que las unidades son enviadas al taller mecánico y por sus condiciones deben utilizar las grúas.

Consideraron que las autoridades estatales y municipales deben poner mayor atención en esta zona de Mineral de la Reforma, ya que las unidades generan una gran contaminación ambiental.