Riña por aguas negras deja lesionados

-Suministro del líquido residual ya no es suficiente, indicaron los labriegos en Mixquiahuala

-Por ello amenazaron con poner un tapón, lo que motivó los altercados entre campesinos

MAL Y DE MALAS

Ángel Hernández

Arrojó como saldo al menos cuatro lesionados un conato de enfrentamiento entre ejidatarios de Tezontepec de Aldama y Mixquiahuala, quienes disputan la suficiencia de riego en más de 200 hectáreas de tierras de cultivo; para evitar que el roce pasara a mayores fue necesaria la intervención de policías federales y estatales.

El altercado inició dado que labriegos de Mixquiahuala amagaron con taponear con una revolvedora de cemento la compuerta que irriga a la comunidad de Mangas, en Tezontepec, pues alegaron que el líquido residual no es suficiente para compartir.

Encabezados por el comisariado Armando Ortiz, los de Mixquiahuala afirmaron padecer para el riego de sembradíos desde hace tres meses debido a la insuficiencia de aguas residuales que les llegan, por lo que se pronunciaron en contra de compartirla.

En tanto sus homólogos de Tezontepec refirieron que ese argumento es falso, que sí alcanza el agua y que no querer compartirla no es más que un capricho de su contraparte.

Sostuvieron que en todo caso tienen una concesión de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que les da derecho a 200 metros cúbicos por segundo de miércoles a domingo, por lo que exigieron que se respete.

Al cierre de esta edición trascendió que la tensión logró disuadirse luego de que personal de Gobernación interviniera y autoridades de Conagua comprometieran “echar” más agua negra a fin de combatir la falta de líquido residual, motivo de la disputa.

También se tuvo la intervención del titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), Mauricio Delmar Saavedra.

De haber concretado el taponeamiento del canal que conecta a la comunidad de Mangas y posteriormente avanza hacia otros municipios, al menos 250 comuneros habrían resultado afectados.