Pretende Baños ajustes en beneficio de los herederos

-Agilizaría los procesos relativos a testamentos mediante una propuesta

-Sobre todo cuando el fallecido muere intestado, evitaría más tramitología

CON CÓDIGO CIVIL

Jocelyn Andrade

pág 09 testamentoLos bienes materiales que no estén previstos en un testamento podrían tener un procedimiento especial, con la finalidad de que en una sola audiencia pueda realizarse la  repartición de los mismos entre sus herederos, en caso de aprobarse la iniciativa del diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Luis Baños Gómez, para reformar el Código Civil del estado y el Código de Procedimientos Civiles.

Señaló que este trámite ahorraría costos para ciudadanos y tiempo para abogados postulantes, cuando una persona deja sus bienes intestados.

Explicó que la sucesión testamentaria es una institución mediante la cual, con motivo de la muerte de una persona, se transmiten a sus sucesores la universalidad de bienes, derechos y obligaciones, exceptuándose los que se extinguen con el fallecimiento.

Sin embargo, cuando un conciudadano muere sin realizar dicho trámite hereditario ante la ley se recae en el método de sucesión intestada, proceso que actualmente puede conllevar meses y hasta años, sin mencionar gastos que genera al acudir a determinado número de audiencias en juzgados civiles.

En la sucesión intestada los herederos son determinados expresamente por la ley, en razón del parentesco, consanguinidad, adopción, matrimonio o concubinato.

Añadió que la iniciativa presenta un procedimiento especial en intestados, a efecto de que los descendientes del finado acudan directamente ante juez o notario y en una sola audiencia se resuelva la adjudicación de bienes, previa documentación que deberán presentar ante juez, como el acta de defunción, acta de nacimiento, inventario de bienes y convenio de adjudicación, con lo cual se lograría un procedimiento eficaz y eficiente.

Además propuso que personas mudas y sordomudas, que sepan leer y escribir, puedan acceder al testamento público abierto, en virtud de que al día sólo pueden adherirse al testamento publico cerrado, lo que implica una grave limitación al derecho humano, en un evidente trato discriminatorio.