Anomalías en el Centro Cultural Ricardo Garibay

CONSECUENCIAS La obra implicó cuatro etapas; al momento de su inauguración fueron concretadas tres y una más quedó pendiente, así sigue pues la empresa constructora abandonó el proyecto

TULANCINGO DE BRAVO

p4-CULTURAL 1SUMAS A mitad de 2015, de los 15.9 mdp considerados al principio, el alcalde en ese momento informó que la inversión se disparó hasta pasar los 20

Ángel Pacheco

Tras un año y 10 meses de su inauguración el Centro Cultural “Ricardo Garibay” en Tulancingo aún no es recepcionado por la actual administración pues señalaron que los trabajos no se concluyeron.

Cabe recordar que la obra planteada en su momento constaba de cuatro etapas, de las cuales fueron concretadas tres y una más quedó pendiente hasta la fecha pues la empresa constructora abandonó el proyecto.

Al respecto el actual titular de la Secretaría de desarrollo Urbano, Obras Públicas y Medioambiente en Tulancingo, José Bizet Santos, señaló que al llegar a la actual administración, a mediados de marzo pasado, parte de los pendientes que encontró en la oficina fue la entrega- recepción de la citada obra.

Reconoció que las observaciones fueron hechas desde el proceso de entrega que hicieron los equipos de ambas administraciones la pasada y la actual en la administración.

“Tenemos conocimiento de que las obras de: ampliación de Casa de Cultura, andadores y el cuerpo del centro cultural con dos fuentes, fue entregado y recibido por la anterior administración, por lo que de haber fallas el tiempo para reclamar a la empresa ya venció”, señaló Bizet Santos.

Sin embrago, dijo que las observaciones que hicieron para la obra es que la etapa del soterramiento del cableado eléctrico quedaron pendientes, pues todavía hay líneas expuestas incluso una caja de metal visible en uno de los andadores.

ARCHIVOS. A decir del secretario, y como obra en diversos expedientes hay líneas de soterramiento que ya fueron pagadas y que la empresa no hizo, por lo que solicitaron la presencia y revisión del tema por parte de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH).

Cabe recordar que la encargada de los trabajos fue la constructora de Nicolás Torres España, que hizo varias obras en Tulancingo durante la pasada administración y fue el mismo empresario que otorgó de manera altruista 700 mil pesos para la remodelación de las instalaciones del DIF de Tulancingo durante el mandato de Julio Soto.

En un principio se manejó que la inversión para la remodelación del espacio sería de 15.9 millones de pesos; cifra que fue conjuntada entre recursos de la federación por 11 millones de pesos, el Programa de Rescate de Espacios Públicos por 1.9 millones de pesos y 3 millones más de la municipalidad.

Sin embargo, a mitad de 2015 el propio alcalde en ese momento informó que la inversión creció y se disparó hasta pasar los 20 millones de pesos debido a ajustes que no contemplaron en su momento.

Bizet Santos indicó que debido a que la obra no fue recibida por el municipio, podrán hacer que la empresa se responsabilice por los trabajos no hechos en materia de soterramientos de energía eléctrica, es decir la cuarta etapa del proyecto.

“Nos será necesario aplicar las fianzas de vicios ocultos, toda vez que deberán primero entregar los trabajos a satisfacción para evitar que la actual administración enfrente gastos que no le corresponden”, apuntó el secretario.

Por lo anterior, adelantó que personal de la auditoría está en Tulancingo desde el pasado 5 de julio  para revisar a detalle las observaciones hechas por la actual administración, a fin de detectar exactamente que falta y que sobra de los trabajos.

“Buscaremos que la constructora se responsabilice por los trabajos y que sea la Auditoría Superior quien determine si hay faltante, ya sea de nosotros (la administración) que debamos cubrir o en su defecto que la empresa cumpla con algo que ya cobro”, detalló José Bizet.

RECUERDOS. El Centro Cultural “Ricardo Garibay” fue inaugurado el 30 de septiembre de 2015 por la anterior administración, a pesar de que no estaban concretados los trabajos.

El secretario señaló que en el caso de que, con base en las observaciones de la ASEH, la empresa no responda por la adecuada entrega de la obra, será el municipio quien la intervendrá pero sería hasta el año siguiente toda vez que no cuenta con recurso para ello.

“De darse el caso de que la empresa no entregue la obra completa, nosotros entraremos para hacer lo que se deba hacer, pero como no hay recurso etiquetado en este ejercicio fiscal sería, en el hipotético caso, hasta 2018 próximo”, concluyó el secretario de Desarrollo Urbano en Tulancingo.

Actualmente la obra presenta deficiencias como son desprendimiento de material de suelo cerca del foro principal, daño en algunas jardineras, piezas de luminarias que fueron robadas, desprendimiento de letras que dan nombre a las diversas fuentes del lugar, entre otros.