Incluso con los aguaceros confían en buena cosecha  

 

– El presente ha sido uno de los años más lluviosos, con respecto a los cinco anteriores, en los que inclusive se presentaron situaciones de sequía

ÁNIMOS

 

Milton Cortés

p3-lluviaLas constantes lluvias registradas en los últimos días generan preocupación entre productores de maíz y cebada, pero incluso con el exceso de agua pluvial en siembra de temporal, confían en tener buena cosecha.

Expusieron los labriegos que el presente ha sido uno de los años más lluviosos, con respecto a los cinco anteriores, en los que incluso se presentaron situaciones de sequía que también puso en riesgo la cosecha de varios productores de municipios como Zempoala, Tlanalapa, Tepapulco, Emiliano Zapata y otros más de la zona.
“A partir de junio el agua comenzó a estar presente pero en esta ocasión de forma muy intensa, de alguna forma el exceso no es nada favorable para las siembras, principalmente las de maíz, cebada, avena, que es lo que más se siembra porque los terrenos se inundan y se corre el riesgo de perder la siembra”.

Detallaron que el 90 por ciento de los trabajadores del campo asegura con antelación sus parcelas, mediante el seguro agrícola que corre a cargo del gobierno del estado, pero “de lo que se trata no es de recuperar una inversión, sino de cosechar para tener mejeros dividendos”.

Puntualizaron que derivado de las adversidades que se presentan tanto por el exceso de calor como de agua pluvial, muchos han optado por la siembra a base de invernaderos, a la cual la mayoría de los labriegos han dado la espalda para continuar con el trabajo a cielo abierto.

“Esperamos que las próximas semanas el agua caiga de una forma regular, que no ponga en riesgo las cosechas estamos a poco más de un mes de que se comience a cosechar, aún es muy buen tiempo, pero todo dependerá de las condiciones del tiempo que deseamos sean favorables”.