Expone alcaldesa inconveniente suscitado con los municipales

-Subir el sueldo a los uniformados desajustaría las finanzas del ayuntamiento y por eso es incorrecto hacerlo en este momento, ya que afectaría obras y acciones

VERSIONES

 

Ángel Hernández

p11-incrementoAseguró la alcaldesa de Atitalaquia, María Antonieta Herrera Jiménez, que el reciente inconveniente con policías municipales no fue porque no se respetaran los derechos laborales de los uniformados sino porque éstos querían un incremento salarial que de momento no es posible dar.

Mencionó que subir el sueldo a los uniformados desajustaría las finanzas del ayuntamiento y que por eso es incorrecto hacerlo en este momento, ya que no se tendría para obras y acciones en beneficio de los atitalaquenses.

Detalló que, aunque los agentes hicieron una huelga de un día para exigir mayores percepciones, dado que hay buena relación con ellos se negoció con ellos, y se logró que aceptaran que el posible aumento se autorizaría para el siguiente año.

“Dialogamos con una comisión de representantes que acudieron con nosotros a hablar por todos los policías, y les explicamos que hay un presupuesto autorizado para 2017, y que el monto autorizado no considera aumentos salariales, que cualquier aumento en el presupuesto se tiene que autorizar desde principios de año”.

Amplió que se les dijo que posiblemente el otro año se les dará a los agentes un aumento para mejorar sus condiciones laborales y de ingreso familiar.

Indicó que afortunadamente los guardias de seguridad entendieron lo que se les expuso y aceptaron reanudar labores normales el mismo día que las interrumpieron.

Aunque el discurso oficial señaló que se tiene buena relación con los elementos y que el paro sólo se dio en busca de un aumento salarial, integrantes de la corporación constantemente se quejan de que la alcaldesa les violenta sus derechos y que no tiene tacto en su trato.

El gobierno local enfrenta una demanda laboral de cinco extrabajadores sindicalizados por presunto despido injustificado.