Reporta IMSS atención para 12 menores; entre 1 y 6 años

– Enfermedad desaparece en un periodo de entre cinco y ocho días, pero es de suma importancia acudir al médico de manera inmediata

VIRUS COXSACKIE

Jocelyn Andrade

P9-virusEn lo que va del año, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Hidalgo, atendió a 12 menores de entre 1 y 6 años, con virus coxsackie, informó la coordinadora auxiliar de Salud Pública, Elvira Elvia Escobar Beristain.

Señaló que en la mayoría de los casos, el virus puede producir una amplia variedad de síntomas, de los cuales son muy parecidos a los de la gripe; algunos de ellos desaparecen, pero otros pueden llegar a generar severas afecciones.

Este virus suele presentarse sólo en las zonas tropicales, pero en épocas con cambios climáticos bruscos, como verano, se hacen presentes y es cuando ocurren los brotes de este padecimiento.

Al respecto la aseveró que este virus no es algo nuevo, se presenta cada año y el padecimiento se propaga mediante el contacto directo con heces fecales y secreciones respiratorias, es por esto que es necesario tener bajo vigilancia a los más pequeños del hogar, ya que el piso suele ser el lugar donde más tiempo pasan al ser su espacio de juego.

Fiebre alta, malestar general y dolor de garganta son los síntomas que se presentan, por lo que se llega a confundir con enfermedades respiratorias, pero lo que caracteriza a este virus es la presencia de las úlceras en la boca y el salpullido en las extremidades, que son esas pequeñas manchas rojas, parecidas a las picaduras de insectos.

La especialista recomendó para frenar la propagación de esta y otras enfermedades, lavar constantemente las manos de los infantes, así como utilizar cubiertos individuales, evitar saludar de beso y más en estas épocas; además de no escupir en la vía pública, esto genera grandes focos de infecciones.

Finalmente, aclaró que la enfermedad desaparece en un periodo de entre cinco y ocho días, pero es de suma importancia acudir al médico de manera inmediata, ya que en los recién nacidos la infección por este virus puede llegar a generar hepatitis o inflamaciones graves en el cerebro.

COXSACKIE. Agente pertenece a la familia de los enterovirus (que incluye también los de la poliomielitis y el virus de la hepatitis A), los cuales viven en el tracto digestivo de los seres humanos. Estos virus se pueden contagiar de una persona a otra, por lo general a través del contacto con manos sucias o superficies contaminadas con heces, donde pueden vivir varios días.