Dispone el PAN freno, mediante iniciativa, a las irregularidades

LEY DE ADQUISICIONES

Garantizar la probidad y solvencia de proveedores o licitantes, así como limitar en lo posible el procedimiento de adjudicación directa, es el objetivo de la iniciativa que planteó la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Gloria Romero, para reformar la Ley de Adquisiciones y Arrendamientos de Servicios del Sector Público del Estado de Hidalgo.

Indicó que las quejas más recurrentes son la falta de transparencia en procedimientos, contratación de empresas sin historial comercial que las avale o evidencia de la capacidad económica que asegure el cumplimiento de contratos.

Asimismo la asignación a empresas sin que se respete el precio, las características ni la calidad de los productos motivo de la licitación, adjudicaciones directas que rebasan los montos que establece la ley, cancelación de las juntas de aclaraciones de manera inexplicable o incluso cancelación de licitaciones sin justificación alguna y posterior adjudicación directa, emisión de las bases de las licitaciones fuera de los tiempos legales, entre otras anomalías.

Para evitar en lo posible estas prácticas propuso reformar diversas disposiciones de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público del Estado de Hidalgo, para los objetivos antes mencionados y además contar en la mayor parte de los casos con testigos sociales certificados.