Niega TEEH supuesta violación a derechos del síndico en Apan

 

-Indicó que en ningún momento la alcaldía vulneró sus atribuciones

-Con la actualización de la firma electrónica para trámites ante SAT

CIERRA EL CASO

 

Rosa Gabriela Porter

p9-teehDeterminó el Tribunal Electoral del Estado (TEEH) que no existe una ilegal revocación de la representación del síndico del ayuntamiento de Apan, Edgar Cruz Rico, ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por tanto no vulnera los derechos políticoelectorales del funcionario municipal.

El pleno del tribunal declaró infundado el agravio presentado por Cruz Rico, en el expediente TEEH-JDC-049/2017, en donde denunció supuesta ilegal revocación de la representación ante el SAT, a partir de la firma electrónica.

En la ponencia del magistrado presidente, Manuel Alberto Cruz Martínez, explicó que la firma electrónica avanzada: e.firma, es un archivo digital seguro y cifrado que identifica al contribuyente para realizar trámites por internet en el SAT, la cual tiene validez de una firma autógrafa.

Aparentemente el síndico demandó que lo excluyeron de la representación en el SAT, por tanto consideró que violaron sus derechos políticoelectorales, respecto al desempeño del cargo.

La sentencia señaló que la firma autógrafa puede ser utilizada por personas morales, como en el caso de ayuntamiento de Apan, y la titularidad de dicho certificado puede ser ostentada indistintamente por el representante de la alcaldía, ya sea la presidenta municipal o un representante legal, en este caso el síndico.

“La ponencia estima que el agravio es infundado puesto que la revocación de firma electrónica de la persona moral denominada ayuntamiento de Apan no impide el ejercicio de facultades del síndico, por ende no vulnera el derecho políticoelectoral, en cuanto al desempeño de sus funciones”.

El magistrado Cruz Martínez expuso que en el momento que la alcaldesa de Apan revocó y renovó el certificado de firma electrónica no afectó ninguna de las atribuciones del síndico, “por lo que puede seguir ejerciéndolas sin que sea requisito indispensable contar con certificado de firma electrónica del ayuntamiento”.

También el funcionario municipal dijo que sufrió un trato diferenciado por parte de la alcaldesa; no obstante, el órgano jurisdiccional hidalguense no detectó tal situación, pues carece de algún documento o certificado que impida su debido desempeño del encargo, como lo menciona el artículo 67 de la Ley Orgánica Municipal.