ARACELI VELÁZQUEZ

ABAJOSigue dando mucho de qué hablar la lideresa del sindicato de trabajadores de la Caasim, lamentablemente no para bien, pues con sus acciones traba el avance de un organismo ya de por sí vapuleado desde hace décadas. Hoy trasciende que esta mujer gozaba, hasta hace muy poco, de infinidad de prebendas y por ello Velázquez Carrasco no está dispuesta a ceder sus ganancias.