Cuenta la STPSH con mesa especial para trabajadoras

 

-Ofrece una orientación para hacer valer ley federal a favor del sector femenino, así como garantizarles sus derechos

EN CONTRA DE ABUSOS

 

Alberto Quintana

p10-stpshInformó la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo (STPSH), María de los Ángeles Eguiluz, a trabajadoras de la entidad, que la Procuraduría de la Defensa del Trabajador cuenta con la Mesa Especial de Atención a Mujeres, la cual tiene el objetivo de apoyarlas en caso de que sus derechos laborales sean violentados.

Agregó que una de las prioridades del gobernador Omar Fayad es proteger a trabajadoras y bridarles estabilidad laboral mediante instancias focalizadas en velar por sus derechos laborales, actividad que se refleja en la estabilidad y brinda confianza para atraer mayores inversiones al estado.

Refirió que la Ley Federal del Trabajo prohíbe explícitamente el acoso u hostigamiento sexual en los centros laborales, solicitar certificados de no embarazo como requisito para llevar a cabo una contratación, así como despido por embarazo, por lo que dichos actos deben denunciarse ante la Procuraduría de la Defensa del Trabajador.

Ante esta situación la titular de la STPSH reveló que de acuerdo con datos de la Mesa Especializada en Atención a Mujeres, del 1 de enero de 2015 al 30 de junio de 2017, se han otorgado aproximadamente 163 asesorías en distintos temas como: despidos injustificados, incumplimiento en pago de prima vacacional, renovación de contratos laborales, entre otros.

Derivado de estas asesorías sólo tres casos se han convertido en demanda contra centros laborales por despido a mujeres en periodo de gestación, en el presente año.

La encargada de la política laboral en la entidad sostuvo que las mujeres trabajadoras en periodos de embarazo y lactancia deben evitar realizar actividades en lugares insalubres o en áreas peligrosas, que impliquen el manejo de materiales químicos o cuya composición puedan afectar su salud física o mental, del producto en gestación o del lactante.

Además de esta protección la Ley Federal del Trabajo considera el derecho a un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto, periodos en los que deberán recibir su salario íntegro sin condicionantes, descanso que puede extenderse si la mujer está imposibilitada para trabajar a causa del embarazo o parto, teniendo como derecho el 50 por ciento de su salario por un periodo no mayor a 60 días.