Disrupción

David Tenorio

FOTO DAVID TENORIO COLUMNAEl PRI nacional tendrá que definir en la asamblea del 12 de agosto el papel que habrá de jugar en las elecciones del próximo año. Elecciones donde se renovarán 3 mil 226 cargos de elección popular, entre ellos la Presidencia de la República, los integrantes de la Cámara de Diputados y el Senado de la República. Además los comicios federales se empatarán con los procesos electorales de 30 entidades. Donde en nueve: Chiapas, CDMX, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán; habrá de elegirse también gobernador.

Pero la atención en la asamblea priista estriba en la decisión de eliminar o no el filtro de la militancia a un candidato a la presidencia. Obligación inherente a todos quienes aspiren a dicha candidatura, de tener un mínimo de 10 años de militancia probada en el partido, requisito impuesto desde la XVIII Asamblea Nacional de noviembre de 2001.

Desde la secretaría general del partido se opera para evitar que los delegados a la asamblea pudieran añadir candados, así como eliminar el requerimiento de los 10 años de militancia probada. Hecho que se contradice a lo manifestado por la propia secretaria, Ruiz Massieu en entrevista al diario El Heraldo de México, donde expreso que “Aunque la militancia es importante, no necesariamente quien tenga trabajo territorial es el más apto”.

La decisión tomada en asamblea no necesariamente definirá al candidato. Es Miguel Ángel Osorio Chong, quien encabeza y se ha mantenido en las preferencias al interior del partido “tricolor”.

Además el PRI lo que necesita urgentemente es credibilidad, la única manera de lograrlo es mediante un choque al interior del partido, con una fuerza tal que le dé validez disruptiva al sistema. El Revolucionario Institucional perdió 4 millones 700 mil electores, en tan sólo cinco años. Precisamente el fin de semana “Grupo Reforma” reveló su última encuesta nacional, “De cara a la elección presidencial de 2018”: donde Morena a un año de la elección se pone adelante con el 28% de intención del voto, sobre 23% del PAN y 17% del PRI. La posibilidad de un candidato independiente capta un 10% de simpatías ciudadanas, y PRD sólo el 6%. Pero más allá de preferencias entre partidos y sus posibles candidatos, destaca la medición de que ocho de cada 10 mexicanos quieren un cambio de partido del gobierno. ¿Cómo asegurar el éxito del candidato “tricolor”?

La disrupción al statu quo daría pie al resurgimientode ese instituto político, tal como Ave Fénix. Le daría credibilidad, pero sobre todo, le daría fuerza al candidato, cuando las fuerzas vivas del partido converjan en él. Un anunciado ajuste en el gabinete, sería el principio de todo. No falta mucho para ver las señales. En política no hay casulidades, ni hechos al azar. Ni antes ni después y siempre en su momento.

 

 Twitter: @David_Tenorio