Oportunidades ficticias

Carlos Camacho

Carlos CamachoEl Partido Acción Nacional (PAN) recibió hace un año de manera ficticia la oportunidad de hacer la diferencia al gobernar en dos de las ciudades más importantes de la entidad: Pachuca y Mineral del Monte, pero la realidad ha superado a quienes encabezan ambos ayuntamientos, que han privilegiado intereses y proyectos políticos y dejado de lado su deber de brindar servicios a sus gobernados.

Esos servicios se convierten en seguridad pública, alumbrado público, agua potable y ciudades que convivan en armonía.

Yolanda Tellería Beltrán, que ganó la alcaldía al amparo de la bandera “blanquiazul”, pero merced a la traición y enojo de muchos priistas que decidieron darle un voto de castigo a su partido para darle la oportunidad a Acción Nacional y ahora que tiene la oportunidad de hacer la diferencia, pone más interés en el proyecto político que encabeza su esposo, Daniel Ludlow Kuri, para llevarlo a un cargo de elección popular en el 2018.

Raúl Camacho Baños, que cambió de camiseta y del PRI pasó al PAN, hace lo propio, pues usa como trampolín político su encargo como alcalde de Mineral de la Reforma, el municipio de mayor crecimiento en la entidad en los últimos 20 años.

Con el uso político de su fundación, a través de la cual canaliza apoyos a cambio de simpatías, busca concretar su aspiración de convertirse el próximo año en diputado federal, dejando de lado su principal responsabilidad.

Hoy enfrenta serios problemas de inseguridad, con un cuerpo policíaco enfadado, calles en serio deterioro y dejando de lado lo que debiera ser su principal preocupación, que es brindar servicios básicos a sus gobernados.

Ambos políticos reflejan lo que la ciudadanía critica a todos los partidos políticos, que anteponen sus intereses por sobre los de los ciudadanos, que lo único que reclaman es la contraparte por el pago de sus respectivos impuestos, pero eso sus gobernantes lo ignoran o lo desdeñan.

 

  [email protected]