¿Quién mece la cuna?

Alberto Witvrun

Alberto WitvrunEl gobierno de Omar Fayad Meneses es objeto de críticas, que más allá de los trabajos periodísticos profesionales hace suponer una campaña de desprestigio inducida que parece respuesta a la lucha contra la corrupción emprendida que descubrió desvíos en la anterior administración por más de mil 200 millones de pesos en la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) y en el sistema de Radio y Televisión de Hidalgo (RYTVH).

Las últimas versiones en redes y en algunos medios “fabricaron” una confrontación entre los secretarios de Obras Públicas, José Ventura Meneses Arrieta y el del Medio Ambiente, Benjamín Rico Moreno, derivada del conflicto generado por el alcalde de Zempoala, Héctor Meneses Arrieta, que quiere imponer nuevas condiciones y licencias a empresas que desarrollan proyectos en esa municipalidad.

Pero el fondo es otro, existen intereses que buscan desestabilizar al gobierno, mediante filtraciones de información, además de utilizar columnas, para elaborar panfletos y atribuirlos a periodistas profesionales como sucedió con Adalberto Peralta Sánchez y su espacio Alfil Negro, que publica el diario Plaza Juárez, habla de una campaña desestabilizadora.

Posible es que personajes del gobierno anterior quieran frenar investigaciones que, a 10 meses, arrojan las detenciones del exdirector financiero de la SEPH, José Antonio Turrubiarte Delgadillo, que enfrenta el proceso en libertad, del exdirector de RYTVH, Sergio Islas Olvera, y la orden de aprehensión contra el exsubsecretario de Administración y Finanzas de la SEPH, Pablo Pérez Martínez.

En este escenario la mejor respuesta deben ser los avances en los programas de gobierno y en evitar la impunidad, porque una cosa es que los detengan o acusen y otra que la sentencia conforme a la ley sea condenatoria, porque es lo único que genera confianza ciudadana en los gobiernos; mientras sería interesante conocer de quién es “la mano que mece la cuna”.

 

  Twitter: @Tlacuacherias