Casi listo el protocolo contra la violencia política hacia mujeres

-Garantiza su participación en los temas políticoelectorales de la entidad

-Abonan en construcción magistradas, diputadas y consejeras electorales

MAYORES POSIBILIDADES

 

Rosa Gabriela Porter

p4-mujeresPresentarán en próximas fechas el protocolo para atención de violencia política por razón de género de Hidalgo, para ello persisten reuniones por parte de magistradas y consejeras electorales para delinear mecanismos de actuación y denuncias suscitadas.

En estos trabajos participan: Comisión de Derechos Humanos del Estado (CDHEH), Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJEH), Centro de Justicia para Mujeres (CJM), Instituto Hidalguense de las Mujeres (IHM), Subprocuraduría de Asuntos Electorales (Subae), integrantes del Poder Judicial y diputadas locales.

Aunque no existe plazo perentorio para que entidades federativas diseñen mecanismos legales para atender esta problemática, los entes involucrados pretenden que durante agosto formalicen este documento.

Analizan legislaciones de otros estados para tomar en cuenta disposiciones en la normativa hidalguense.

Pese a que no incluye causales de tipo penal para sancionar acciones de violencia política contra el sector femenino, los protocolos sí establecerán procedimientos para atender denuncias, ya sea ante el Tribunal Electoral del Estado (TEEH) o al Instituto Estatal Electoral (IEEH), a partir del momento en que ocurra la posible agresión.

Además determinará los mecanismos que seguirán las instancias corresponsables en atender cualquier denuncia o queja respecto a violencia política contra las mujeres, ya sea como candidatas a un cargo de elección popular, militantes de partidos políticos, servidoras públicas o ciudadanas afectadas en sus derechos políticoelectorales.

Una vez que presenten el anteproyecto legal sobre este tópico, luego sociabilizarlo con el Poder Legislativo, partidos políticos y órganos electorales.

De acuerdo con los protocolos para la atención de estos delitos, la violencia política por razón de género son todas aquellas acciones y omisiones, incluida la intolerancia, que basadas en elementos y dadas en el marco del ejercicio de derechos políticoelectorales, tengan por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce y/o ejercicio de los mismos o de las prerrogativas inherentes a un cargo público.