Mantienen lucha por tarifas justas, en energía eléctrica

FORMAS Tras un par de años lograron atraer a más usuarios en condiciones similares y constituirse finalmente como una asociación civil: El Frente Común Del Valle de Tulancingo A.C., mismo que mantuvo las reuniones públicas donde se informaba de las acciones emprendidas en todo el país en la lucha de los electricistas

ESCAÑOS

Ángel Pacheco

p8-USUARIOS 2 APCon reuniones sabatinas, desde hace más de cuatro años, usuarios de servicio de energía eléctrica y personal afiliado al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) lograron ya victorias parciales a escala nacional; esperan influyan en beneficio de los propios usuarios.

Cabe recordar que desde 2013 comenzaron a reunirse cada sábado en el Jardín La Floresta, de Tulancingo; la finalidad era no tener problemas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por cobros excesivos.

Tras un par de años lograron atraer a más usuarios en condiciones similares y constituirse finalmente como una asociación civil: El Frente Común Del Valle de Tulancingo A.C., mismo que mantuvo las reuniones públicas donde se informaba de las acciones emprendidas en todo el país en la lucha de los electricistas.

En su momento a través de diferentes medios locales y con dos días consecutivos de manifestaciones en la región por parte del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) en Tulancingo, cuyos integrantes exigieron la entrega de oficinas que actualmente utiliza la CFE.

Fueron al menos un centenar de agremiados al SME en aquel enero, del presente año, los que se manifestaron frente a instalaciones que ocupa un centro de operación de la extinta Luz y Fuerza del Centro (LYFC), actualmente en uso por parte de la CFE ubicada en bulevar Emiliano Zapata, así como en otros puntos de la región, demandando la devolución de dichas instalaciones y unidades vehiculares.

También frente a un inmueble donde opera la CFE, pero sobre la carretera Santiago-Tulancingo, a la altura de la colonia Medias Tierras.

En aquel momento Justo Miranda Vera, dirigente regional del SME, señaló que el único espacio físico entregado a la organización sindical es un edificio ubicado en la esquina que forman las calles Juan C. Doria y 21 de Marzo.

De acuerdo con un convenio, dicho patrimonio servirá para el arranque de operaciones de una nueva empresa que operarán los 16 mil 500 trabajadores que se mantienen en resistencia desde 2007, cuando se ordenó la extinción de LYFC.

Se dijo respetuoso de la decisión de varios de sus excompañeros de tomar la liquidación ofrecida en su momento por el Gobierno Federal, pero enfatizó que miles de ellos continúan en pie de lucha para lograr la devolución de su forma de vida.

Pese a haber recuperado algunas de las instalaciones, las reuniones de los sábados continuaron pues por una parte estaba la lucha del SME y del otro lado la lucha de los usuarios aglutinados en la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica (ANUEE).

Al respecto Enrique Pacheco, delegado nacional de la ANUEE en la región Tulancingo, señálalo que ellos, los usuarios, no están en pie de lucha  por los beneficios que eventualmente puedan recibir los integrantes del SME.

Resaltó que a nivel regional -entre Tulancingo, Santiago, Cuautepec, Acaxochitlán y Singuilucan- cuentan con al menos 600 usuarios, oficialmente registrados que esperan ser beneficiados con el cuerdo realizado entre la CFE y los propios usuarios ante la Secretaría de Gobernación.

Lo anterior luego de que el pasado 7 de junio y tras un plantón de 46 días en las instalaciones de CFE.

Enrique Pacheco, miembro de la asamblea en Tulancingo, explicó que durante la negociación en la Secretaría de Gobernación, se redactó una minuta de acuerdos que contemplan el tan mencionado “Borrón y Cuenta Nueva”.

“Habrá una cartera vencida de quienes adeudan algún monto a la CFE, sobre todo aquellos que consideramos exagerados, serán analizados, a fin de que haya borrón y cuenta nueva y además se fijarán los pasos para que los consumidores quejosos tengan cuentas renovadas”, explicó.

Detalló que la organización informó a escala nacional que lleva siete años de movilización, en demanda de un borrón y cuenta nueva; tarifa de luz social y justa; clasificación de la energía a derecho humano; abrogación de la reforma energética y renacionalización de la industria.

Refirió que obtuvieron lo primero en junio pasado; sólo están a la espera de que se concrete y sean llamados los usuarios de manera gradual para renovar sus cuentas.

“Se acordó en la reunión que el borrón y cuenta nueva aplicará hasta el momento en que la renovación, es decir que entre más se tarden los usuarios borrarán el consumo que lleven, esperamos que sea en breve pero lo más seguro es que lo posterguen para el año siguiente”, concluyó Enrique Pacheco de la  ANUEE en Tulancingo.

Actualmente las regiones sabatinas son permanentes, además de que durante estos más de cuatro años no se vieron interrumpidas, por lo que ya es común percibir a la agrupación en la velaria del Jardín La Floresta, en pie de lucha y en espera de que los acuerdos nacionales se cumplan  también para ellos.