¡Con todo!

 

Andrés Torres  Aguirre

Andres Torres AguirreFaltan muy pocos días para que de inicio la XXII Asamblea Nacional del PRI; el evento tendrá varias sedes y en él radica la esperanza de conservar o no, la Presidencia de la República.

Así de simple, así de trascendente. Siendo el exgobernador hidalguense Miguel Osorio el personaje, según las encuestas, más aventajado en cuanto a la carrera por la candidatura tricolor, los delegados hidalguense que acudan a la asamblea nacional tendrán una doble responsabilidad en las mesas de trabajo que integren.

Los delegados nacionales oriundos de Hidalgo ya saben que van al evento con la responsabilidad de participar, debatir y defender «con uñas y dientes» los argumentos favorables a la causa de Osorio Chong.

En la lista de representantes tricolores hay diputados federales, líderes sociales, exfuncionarios públicos pero sobretodo jóvenes. El sábados pasado hizo 8 días que el comité estatal del tricolor organizó un curso sobre debate y argumentación al que asistieron los delegados. Leoncio Pineda, presidente del partido en Hidalgo, contrató a un reconocido abogado, experto en debate para que en una sesión intensiva «preparará» a sus huestes porque, insisto, hay la consigna de «entrarle con todo» a cada tema.

Hasta ahora, en la prensa nacional destaca el tema de los candados vigentes en los lineamientos del PRI, que será la quinta mesa de discusión en la asamblea.

La agenda para este apartado se compone de la siguiente forma: Estatutos. Se establecerán las obligaciones de los militantes, renovación de dirigencia, requisitos de candidatos y justicia partidaria entre los más importantes. No se conoce cuántos delegados hidalguenses estarían asignados a esa quinta mesa ni sus identidades. Pero si el priismo hidalguense está gastando para capacitarlos en la lucha discursiva, seguramente también «invertirá» en ubicar a los más versados en el tema en posiciones estratégicas donde puedan defender el proyecto Hidalgo

 

Twitter: @bamtorre

@vocales_radio