GRILLERÍAS

LUCIDO

GrilleríasInformaron los grillitos que quien no debe tener mucho trabajo por hacer en sus encomiendas relativas a los pueblos indígenas es Héctor Pedraza, pues a pesar de ser empleado de gobierno se le vio muy contento allá en Campeche en el marco de las mesas de trabajo realizadas por el PRI y aun sin tener ya ninguna cartera o cargo dentro del organismo político. Tan entusiasmado andaba que hasta una foto se tomó, acompañado por su flamante esposa, en una de las salas del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, de la Ciudad de México. ¡Sáquenlo más seguido!

REGRESOS

De acuerdo con los grillitos luego del primer informe de labores del gobernador Omar Fayad, del cual hasta ahora se sabe que no habrá actos masivos sino su entrega en el Congreso local y un mensaje desde el mismo recinto, habrá algunos cambios importantes en el gabinete que podrían incluir regresos “espectaculares”; habrá que esperar para conocer las sorpresas.

DESTINO

Ante las especulaciones de algunos y las preguntas de otros sobre el posible destino de don Pablo Pérez, el prófugo exsecretario de Finanzas de la SEPH, quien debe aclarar dónde quedaron millonarios recursos de esta dependencia estatal, los grillitos insisten en que deberían las autoridades competentes darse una vuelta por Guatemala o ya de perdida por Guatepeor para dar con su paradero. Quizá, después de todo, lo cierto sea que no lo quieren encontrar todavía porque con sus declaraciones las cosas se pondrían “color de hormiga” para varios exfuncionarios del estado.

PREOCUPADÍSIMO

Y para no variar con las ocurrencias de los alcaldes hidalguenses el que trascendió con sus puntadas, una vez más, fue el edil de Tenango de Doria, Aldo Molina Santos, pues tuvo la brillante idea de publicar en sus redes sociales que quien requiera cualquier cosa ante la llegada de las tormentas y lluvias ya tiene su número de celular, la cuestión es que más que llamadas necesita “ponerse bien las pilas” y anticipar acciones de prevención a través de las instancias adecuadas. ¿De qué sirve un telefonazo?