Exige gremio papelero freno al ambulantaje en Pachuca

 

-Les representa pérdidas por más del 35%, acusaron varios locatarios

-Además de ofrecer productos de mala calidad y peligrosos para infancia

MISMO ESCENARIO

 

Milton Cortés

p4-papeleriasSolicitaron papeleros de Pachuca que el ayuntamiento endurezca los operativos contra el comercio ambulante, el cual puede obtener más del 35 por ciento de las ventas por regreso a clases.

Los vendedores expresaron su preocupación al advertir la presencia de ambulantes en algunas de las principales calles del centro de Pachuca, además de afirmar que no hay presencia de inspectores del ayuntamiento que cuestionen la venta de mercancía.

Miguel Cisneros Moguel, locatario papelero expuso que la presente semana debe representar la más provechosa de todo el año para propietarios de estos giros, por lo que en cada uno ofrecerán precios que realmente beneficien a padres de familia.

“Nos preocupa la presencia del ambulantaje que como cada año idea nuevas formas de ofrecer productos de baja calidad en las calles; actualmente es posible observar a personas que transportan mercancía en cajuelas de automóviles y la ofrecen sin mayor problema a transeúntes”.

Agregó que no obstante existe conciencia de que son decenas de personas las que buscan emprender una actividad que redunde en beneficio de sus familias, pero también es obligación buscar el sustento diario siempre apegados a la legalidad y a las leyes comerciales vigentes en la capital hidalguense. “Exhortamos a los compradores que en esta semana invertirán en útiles escolares para que se acerquen a negocios establecidos, ya que el comercio ambulante ofrece artículos generalmente de procedencia asiática, los cuales no son regulados por normas de salud y comercio al estar elaborados a base de plomo y otros componentes que pueden resultar tóxicos para los menores, además su calidad es sumamente baja”.

Explicó que en el caso del centro es necesaria la participación de autoridades municipales para detectar a quienes emprendan la venta de artículos escolares en la vía pública sin la necesidad de generar un problema o enfrentamiento como ha sucedido en años anteriores.