Defiende grupo a huachicoleros e incendia una grúa para liberar

 

-Alrededor de 50 personas en comunidad de Tula agredieron a elementos

-Respondían oficiales a reporte de combustible trasladado en una camioneta

SUFREN AGRESIONES

 

Ángel Hernández

p8-hidrocarburoPara recuperar una camioneta con combustible de Pemex presuntamente robado, un grupo aproximado de 50 personas de la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan, en Tula, incendió una grúa con razón social “Basurto”, al tiempo de agredir y amenazar a tres policías municipales que resguardaban la unidad con más de 2 mil litros de hidrocarburo a bordo.

Los uniformados, junto con el operador del vehículo de arrastre, se disponían a trasladar el energético de la exparaestatal a las instalaciones del Ministerio Público Federal y Delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) asentada en la demarcación, para las diligencias correspondientes.

No obstante, por lo anterior se vieron impedidos para tal efecto.

Minutos después de prenderle fuego a la unidad, en el sitio se presentaron elementos de Protección Civil (PC) para sofocar las llamas, así como refuerzos de la Secretaría de Seguridad Pública local quienes; sin embargo, no pudieron recuperar el combustible.

Es de mencionar que mediante amenazas y agresiones los pobladores quitaron las llaves de la grúa al operador del automotor para después de liberar la carga huir de la zona con rumbo desconocido.

Al respecto el titular de la Secretaría de Seguridad Pública local (SSP), Fermín Hernández Martínez, aseveró que la incautación temporal del energético se dio después de una persecución motivada por una llamada anónima que alertó sobre la circulación de una camioneta cargada con combustible robado hacia el centro de Santa Ana, por lo que la unidad cercana procedió a atender el llamado.

Expuso que al verse casi alcanzado, quien conducía la unidad bajó de la camioneta y huyó corriendo, pero que después regresó con un grupo aproximado de 25 personas, que después se convirtieron en 50, quienes mediante uso de la fuerza despojaron a los uniformados del automotor y la carga.

El jefe policial negó que en la persecución efectivos de seguridad hubieran realizado detonaciones de arma de fuego como señalaron algunos pobladores; “sería irresponsable hacerlo trayendo combustible a bordo y más en zona urbana”. Exhortó a la población a sumarse en la lucha contra el huachicoleo “por su propia seguridad”.