Sigue la lluvia de alegatos sobre parquímetros; capital

 

– Informa ayuntamiento que uniformados no reprimieron a la gente; acudieron a resguardar

– Hechos se registraron sobre la avenida Revolución porque vecinos se oponen a aparatos

EFERVESCENCIAS 

 

Milton Cortés

p10-periodistasLa presidencia de Pachuca dio a conocer que elementos de la Policía Municipal no agredieron a vecinos de la colonia Periodistas, esto cuando realizaban una manifestación y condenaron todo hecho de agresión en contra de la ciudadanía.

Contrario a lo que los manifestantes señalaron, el ayuntamiento informó que derivado de los hechos que se registraron sobre la avenida Revolución en donde vecinos  se opusieron a la instalación de parquímetros, los uniformados no reprimieron a la gente sino que sólo acudieron a resguardar la zona.

Indicaron que la presencia de la policía no se debió a otra cosa más que a evitar que surgiera alguna eventualidad que pusiera en riesgo a la población.

Mediante un comunicado, las autoridades municipales expresaron que su postura es en contra de cualquier tipo de amenazas o agresiones por parte de autoridades o funcionarios públicos y señalan que los uniformados tienen por obligación apoyar a la población.

No obstante dentro de su comunicado, aseveraron que la administración panista atenderá cualquier queja o denuncia que se presente durante la instalación de los parquímetros y que sea emitida por los responsables, que en este caso son los trabajadores de la empresa MoviParq.

Por otro lado, inconformes con la determinación de incrementar el número de parquímetros en colonias de Pachuca manifestaron que no cederán ante la presencia policial como la que se registró el pasado miércoles en la colonia Periodistas y anunciaron que fortalecerán su presencia cuando sea necesario.

Dijeron que no obstante no responderán a posibles manifestaciones de provocación, ya que el único interés es que el municipio respete las zonas en donde predominan las casas habitación, zonas escolares y comerciales, las cuales, afirman, se ven amenazadas con la instalación de medidores de tiempo.