Ni nos ven ni nos oyen

David Tenorio

FOTO DAVID TENORIO COLUMNAA la par de informes de labores del Poder Ejecutivo federal y estatal, se tiene en puerta el primer informe de gobierno de la alcaldesa de Pachuca, Yolanda Tellería Beltrán. Nada digno, ni mucho menos creíble, tiene por referir.

No debe olvidar que como servidora pública que es debe justamente “servir”. Al haber sido elegida como resultado de los votos de la ciudadanía se encuentra obligada a “poner por delante” los intereses y aspiraciones de la gente.

“Yoli” Tellería, como afectuosamente la llaman, olvidó regresar a las calles de su ciudad y no precisamente por la cantidad de baches que la hacen intransitable y que la inundan. Su obligación como como alcaldesa es mantener el contacto no sólo con quien acudió a las urnas y le entregó su voto, y con ello su confianza, sino también con ciudadanos de otras ideologías, simpatizantes o militantes de otros partidos que igualmente le exigen el cumplimiento de sus promesas de campaña, promesas que “dice no dijo”. Los ciudadanos también merecen su atención sin distinción y esta no se circunscribe exclusivamente a las audiencias públicas que denomina pomposamente “miércoles ciudadanos”.

Los pachuqueños nos encontramos ávidos de ser escuchados, de que nuestras inquietudes hagan eco y se reflejen, aunque sea de rebote en acciones por parte del ayuntamiento. La actitud de la panista, parece estar enmarcada en la frase: “ni los veo, ni los oigo”.

¿Ni nos ven, ni nos oyen? De lo que no se da cuenta la alcaldesa de la ciudad capital es que somos nosotros (los ciudadanos) quienes ya no queremos ni verlos ni oírlos, que estamos cansados de sus endebles excusas; sus acciones han socavado su propia credibilidad. Nadie cree ya que la administración que encabeza es víctima de una campaña priista. Ella y su equipo de trabajo son responsables del estado que guarda nuestra ciudad.

Ante tal impasividad los ciudadanos haremos uso de la única acción que habrá de ser escuchada, y será en el 2018. Veremos si así sí nos ven y nos oyen o nos siguen mirando de soslayo…

 

 Twitter: @David_Tenorio