Escuelas de Tiempo Completo

Carlos Camacho

 

Carlos Camacho Apenas el lunes 4 de septiembre comenzará a operar el Programa de Escuelas de Tiempo Completo, que no arrancó con el inicio del ciclo escolar 2017-2018 por razones que no se informaron ni a personal docente, padres de familia y menos aún a los alumnos “beneficiarios”.

Cuando inició el ciclo escolar en algunas escuelas sólo se dijo a los profesores que “no hay dinero” para aplicar las acciones que incluye el programa, como son alimentación para los alumnos y el pago de un profesor extra para la enseñanza de una segunda lengua a los alumnos.

De las 25 mil que anuncia en sus spots con motivo de su quinto informe, el presidente Enrique Peña Nieto, en Hidalgo funcionan 645 planteles, que en años anteriores han presentado irregularidades que han derivado en protestas de profesores afectados, pues a los participantes se les estimula con un pago extra por participar en el programa de Escuelas de Tiempo Completo.

De acuerdo con los datos más recientes, a nivel nacional para el ciclo escolar 2015-2016 había 24 mil 507 planteles en todo el país, de los cuales 3,364 son escuelas indígenas, 17 mil 706 que participan en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, 10 mil 935 de ellas ubicadas en los municipios que participan de la cruzada, 14 de ellos son hidalguenses.

Al principio del sexenio estatal pasado había 35 planteles en el programa y para finales del año pasado la cifra aumentó a 645.

El gobierno federal paga 4,479.94 pesos a cada directivo; 3,808.48 al docente que participa en el programa; además de 96 pesos por hora al profesor de enseñanza de segunda lengua.

Por cada niño se destinan 15 pesos diarios para su alimentación en el plantel durante 200 días, lo cual no ha ocurrido.

 

  [email protected]