Lanza población alarma ante ola de criminalidad

 

-Advirtieron que tomarán justicia en propias manos de frente a delincuencia

-Exigieron una pronta respuesta de autoridades o su renuncia si no pueden

POR REVENTAR CONFLICTO

 

Ángel Hernández

p3-INTRANQUILIDADYa no se puede caminar en las calles de Tula, estamos intranquilos y temerosos de que nos roben, nos asalten y hasta nos maten, expresaron mediante un comunicado residentes de diferentes colonias y comunidades de la demarcación.

Ante el escenario adverso en cuanto a la inseguridad, los pobladores exigieron a las autoridades municipales incrementar la vigilancia y expresaron que si alguien no puede, que mejor renuncie, antes de que la inconformidad crezca y el pueblo de Tula se levante como lo hicieron en Ixmiquilpan, donde se ha hecho justicia por propia mano e incluso llegado a linchamientos.

Expresaron que Tula ya no quiere violencia, asaltos, robos ni asesinatos y exigieron al alcalde, Gadoth Tapia Benítez, brinde una respuesta ante la ola de violencia y reiteraron que si las autoridades competentes no pueden, deben renunciar.

Manifestaron que, de momento, hacen las cosas de manera pacífica (mediante comunicado) pero de continuar las cosas así no quedará de otra más que organizarse para hacer marchas, plantones o tomar las decisiones que en Ixmiquilpan, donde sus habitantes toman la justicia por propia mano.

“Es imposible caminar por las calles de nuestro pueblo sin ser asaltados, sin ser robados o sin ser asesinados, exigimos se limpie la corporación de Seguridad Pública, queremos que se acabe con la corrupción”.

Desearon que se traigan elementos verdaderamente capacitados y comprometidos, para patrullar las calles y no que vengan un día y al otro se vayan, provocando el efecto contrario para el cual vinieron, “ya que desde su arribo la delincuencia se desató”.

Los responsables del mensaje son vecinos de San Marcos, San Miguel Vindhó, San Lorenzo, Bomintzhá y del centro de la ciudad, los cuales pidieron no ser identificados por temor a represalias, pero refirieron que si en su momento es necesario dar la cara lo harán, “porque ya basta”.

El comunicado se dio luego de una seguidilla de delitos que van desde robo a casa habitación, negocios, asaltos a mano armada, un robo de vehículo, así como otro intento, y dos homicidios ocurridos el pasado martes.