Suspendieron labores en más de 8 mil escuelas; nivel básico

– Ayer Sayonara Vargas Rodríguez, titular de la SEPH, emitió un anunció dónde detalló que el sismo había generado una alarma de seguridad

EPICENTRO EN CHIAPAS

Adalid Vera

p8-suspencionCon el objetivo de verificar que la infraestructura escolar no haya sufrido daños por el sismo que se registró la noche del jueves en gran parte de la zona centro del país, la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) suspendió labores ayer en las 8 mil 91 escuelas de educación básica, así como en las de media y superior.

El sismo sacudió varias entidades de México y el epicentro ocurrió en el estado de Chiapas, mismo que de acuerdo con la escala de Richter alcanzó los 8.2 puntos. De inmediato el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, instruyó a la Secretaría de Educación Pública federal (SEP) a emitir alertas en los colegios y privados de la Ciudad de México, Guerrero, Tabasco, Puebla, Chiapas, Tlaxcala, Hidalgo y Estado de México con la finalidad de  garantizar la seguridad de alumnos, maestros, personal administrativo y padres de familia.

La medida se determinó para todos los niveles por igual: preescolar, primaria, secundaria y planteles federales de educación media superior y superior.

Fue cerca de las 7:30 horas de este viernes cuando Sayonara Vargas Rodríguez, titular de la SEPH, emitió un anunció dónde detalló que el sismo había generado una alarma de seguridad y por tal motivo las clases serían suspendidas para evitar cualquier incidente con los alumnos y para revisar si la infraestructura escolar había sufrido algún desperfecto.

Rápidamente organizó a los directivos de cada plantel y supervisores de zona para recorrer las escuelas y reportar cualquier incidencia a las oficinas centrales.

El sismo de gran magnitud provocó caos en el Sistema Educativo de Hidalgo, no por ocasionar incidencias o daños graves, pero sí por suspender actividades de manera expedita con pocas horas de anticipación.

Hubo estudiantes que llegaron a sus planteles pero el personal administrativo y docentes que los recibió les impidió la entrada para cuidar su integridad, así que los menores regresaron a sus hogares.