Rostro

Juan José Herrera

Juan José Herrera Nadie podrá negar el carisma mediante el cual Alejandro González Murillo, uno de los rostros (sino es que el más expuesto) mejor conocidos del Partido Encuentro Social (PES) ha ganado simpatías no sólo en su representación de Hidalgo en San Lázaro, sino a otros niveles de la política nacional.

A este personaje ya se le vio incluso en diversos eventos, algunos de ellos en su propia tierra, acompañando al secretario de Gobernación, Miguel Osorio, lo que ofrece distintas lecturas a quienes suelen descifrar el futuro, sobre todo el electoral.

Mucho se ha especulado, cada vez más, respecto a la posibilidad de que sea Osorio Chong el próximo candidato a la Presidencia de México y, de acuerdo con encuestas, hasta encabezaría las preferencias al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sin embargo, también existen quienes a estas alturas ya no ven en el secretario a un posible contendiente por la presidencia sino sólo por una senaduría.

Tampoco puede negarse que el trabajo de González Murillo, de la misma casta política del exgobernador Jesús Murillo Karam, ha tenido más bien un sentido de aprovechamiento de temas “populistas”, sobre todo de aquellos que reflejan el mayor resentimiento social hacia sus gobernantes, y es así como el propio legislador ha forjado todo un discurso “propio” que le funciona bien.

Debe hacerse referencia obligada a éste diputado federal, porque la insistencia y anhelos hidalguenses lo sitúan también como posible operador “alterno”, desde el PES, de la lucha osorista por Los Pinos en caso de no ir por el PRI o en todo caso para forjar una nueva coalición que involucraría por vez primera a dicho organismo en una contienda de tal magnitud.

La cuestión es que hace apenas unas semanas el PES rechazó que vaya en automático en alianza con los “tricolores” e incluso adelantó que podría sí participar por la Presidencia de México, pero… “con un rostro propio”.

¿Cuál será al final ese rostro que presenten? Ya falta poco. Mientras tanto no hay que perder de vista el trabajo de los osoristas en Hidalgo, sobre todo en Pachuca.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap