Llegan a Chilcuautla cuerpos de las víctimas por el temblor

 

-Realizaban labores en la Ciudad de México cuando les cayó un edificio

-Según los reportes desempeñaban sus funciones en zona de Lindavista

TRASLADAN CADÁVERES

 

Hugo Cardón

Recibieron habitantes de la comunidad de Texcatepec, perteneciente al municipio de Chicuautla, los cuerpos de tres vecinos de esta localidad que perdieron la vida durante el sismo del pasado 19 de septiembre en Ciudad de México.

Los ahora occisos fueron parte de las víctimas del fenómeno natural registrado la semana pasada y que cobró la vida de más de 270 personas, no solamente en la Ciudad de México sino también en Morelos, Puebla, Oaxaca y Chiapas.

De acuerdo con los primeros reportes, las personas que perdieron la vida respondían a los nombres de Laurencio Muñoz Ramírez, de 65 años de edad; Remedios Lorenzo Chaveros, de 52; y Eleuteria Lorenzo Escamilla, de 15 años.
Autoridades municipales y el delegado, Misael Escamilla Cabañas, brindaron todas las facilidades para que las víctimas del sismo pudieran ser sepultadas en el panteón de la comunidad, a fin de que sus cuerpos pudieran ser trasladados.
Habitantes de esta localidad detallaron que sus vecinos laboraban como portero y personal de limpieza de un edificio ubicado en la colonia Lindavista, que colapsó con el temblor del martes de la semana pasada.
Los cuerpos de las víctimas arribaron a la comunidad aproximadamente a las 11 de la mañana a Texcatepec, donde se les organizó una misa para posteriormente proceder a sepultarlos lo más pronto posible, ya que tenían varios días de fallecidos.

El traslado de los occisos se realizó con apoyo del gobierno de la Ciudad de México y el de Chilcuautla, que encabeza el alcalde Genaro Trejo Martínez, esto luego de que los familiares de los acaecidos reportaran lo sucedido.

Hasta el momento estas tres personas son los únicos hidalguenses que se han reportado como víctimas de este fenómeno natural. Cabe mencionar que en la región de Valle del Mezquital continúan los centros de acopio para apoyar a los damnificados.