Sí a la coalición con el PRI… pero si es Osorio, señala PES

-Advirtió González que está abierta la posibilidad de entablar una alianza

-Siempre y cuando sea el exgobernador el candidato, si no pues a ver

YA FALTA MENOS

Jocelyn Andrade

p8-alianzaPlanteó el diputado federal por Hidalgo, Alejandro González Murillo, la posibilidad de conformar una alianza entre el Partido Encuentro Social (PES) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en caso de que el candidato a la Presidencia de la República por el “tricolor” sea el exgobernador hidalguense y actual secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Señaló que en el Congreso Nacional del PES se planteó la posibilidad de hacer alianzas con otras fuerzas políticas, con miras a la elección 2018; sin embargo, aún no está firmada la decisión de coaligarse con otros partidos.

Indicó que en su mayoría prefieren ir con candidatos propios en distritos, tanto locales como federales; no obstante, abrió la posibilidad de aliarse en el tema de la Presidencia de la República.

Enfatizó que el secretario de Gobernación sería un perfil al cual apoyarían, pues es un ciudadano que conoce al partido y que se adapta a los ideales y esencia del mismo, por lo cual no descartó conformar una coalición con el PRI.

Con el resto de partidos, expuso que la dirigencia nacional tiene pláticas con todos, pero nada formal, pues será la militancia quien decida estos tópicos, pues prefieren competir con perfiles propios.

En otro tema sostuvo que la mayoría de partidos “se colgaron propuestas de Encuentro Social, tras la desgracia que ocurrió en México con los sismos del 7 y 19 de septiembre, pues nosotros desde 2015 solicitamos eliminar el financiamiento público a partidos, pero no aceptaron y ahora se quieren colgar de la reconstrucción para según donar el dinero del pueblo”.

Recordó que es imposible que se cambie la Ley Electoral y que esta pueda ser vigente para las elecciones del próximo año, pues cualquier cambio a los códigos, para tener vigencia, debe realizarse 90 días antes de iniciar el proceso electoral, que empezó a principios de septiembre.