Extorsión, delito más frecuente en Hidalgo, según una encuesta

 

-Sólo durante el 2016 incrementó de una manera sustancial en la entidad

-Costo total a consecuencia de delito representó un monto de 229.1 mil mdp

PREOCUPANTE PANORAMA

 

Jocelyn Andrade

p8-extorsionDurante el pasado 2016 el delito más frecuente en Hidalgo fue la extorsión, según reveló la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública (Envipe).

De acuerdo con los resultados de la encuesta, la tasa de incidencia delictiva en el 2016 fue de 37 mil 17, cifra estadísticamente superó a la estimada en el 2015, que fue de 35 mil 497.

A escala nacional, después del robo o asalto en la calle o transporte público, la extorsión continúa como el segundo delito más frecuente pues representa hasta el 24.2 por ciento del total de los delitos ocurridos durante el 2016.

Sin embargo, el pago del monto solicitado en la extorsión continúa con tendencia a la baja, al pasar de 4.7 por ciento en 2015 a 4.4 en 2016.

En 2016 el costo total a consecuencia de la inseguridad y el delito en hogares representó un monto de 229.1 mil millones de pesos; es decir, 1.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual equivale a un promedio de 5 mil 647 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito.

La cifra negra; es decir, el nivel de delitos no denunciados o que no derivaron en averiguación previa fue de 93.6 por ciento a escala nacional, mientras que en 2015 fue de 93.7 por ciento.

La Envipe 2017 estima que los principales motivos que llevan a la población víctima de un delito a no denunciar son circunstancias atribuibles a la autoridad, tales como considerar la denuncia como una pérdida de tiempo, derivada de la burocracia, con 33.1 por ciento y la desconfianza en las autoridades, con 16.5 por ciento.

 

INCIDENCIA DELICTIVA. En el estado de Hidalgo los delitos cometidos en 2015 ascendieron a 23 mil 564, mientras que en el 2016 se registraron 21 mil 159.

Para la entidad la extorsión ocupó el primer lugar, seguida del robo o asalto en la calle o transporte público, otros robos, robo parcial del vehículo, fraude y amenazas verbales.

 

PREOCUPACIONES. La Envipe estima a escala nacional que 61.1 por ciento de la población de 18 años y más considera la inseguridad y delincuencia como el problema más importante que aqueja hoy en día en su entidad federativa, seguido por el aumento de precios con 36.5 por ciento y el desempleo con 36.3 por ciento.

Además reveló que el 74.3 por ciento de la población considera que vivir en su entidad federativa es inseguro a consecuencia de la delincuencia durante el período marzo-abril de 2017, cifra estadísticamente superior a las estimadas en ediciones anteriores de la misma encuesta.

La sensación de inseguridad en los ámbitos más próximos a las personas se ha incrementado también, llegando a 66.3 por ciento y 46 por ciento de la población de 18 años y más que se siente insegura en su municipio o delegación y en su colonia o localidad, respectivamente.

 

PERCEPCIÓN. Para Hidalgo en el 2017 el 55.1 por ciento de la población consideró que es inseguro vivir en sus ciudades, 20 mil 27 personas fueron víctimas de delito, se presentaron siete defunciones por homicidio, por cada 100 mil habitantes, el 29 por ciento de los delitos fueron portación de arma de fuego.

Además por cada 100 mil habitantes se cometieron 6 mil 719 delitos de extorsión y el nivel de confianza en las policías municipales es de 59.5 por ciento.

Los espacios en donde la población se siente más insegura en orden descendente son: el cajero automático en la vía pública, el banco, transporte público, la calle, la carretera, el mercado, el parque o centro recreativo, centro comercial, automóvil, escuela, trabajo y casa.

CONDUCTAS. A escala nacional 63.3 por ciento de la población de 18 años y más identifica en los alrededores de su vivienda como primera conducta delictiva o antisocial el consumo de alcohol en la calle, seguido de robos o asaltos frecuentes, consumo de drogas, bandas violentas o pandillas, venta de drogas, disparos frecuentes, riñas entre vecinos, venta de productos “piratas” y venta ilegal de alcohol, en ese orden.

CORRUPCIÓN. En cuanto a la percepción de la ciudadanía respecto a los índices de corrupción de las organizaciones de seguridad, la Policía de Tránsito fue la que la población consideró más corrupta con un 78.5 por ciento, seguida de la policía preventiva municipal con 68.7, jueces con 66.5, ministerios públicos 65.9, policía estatal 65.3, policía ministerial 64.6, Procuraduría General de la República 60.5, Policía Federal 55.9, Ejército 26.1 y Marina 19.2 por ciento.

De tal suerte que estos factores siguen “pegando” en el consciente colectivo, como determinantes de la percepción sobre la comisión de delitos en la entidad.