GRILLERÍAS

¡VAYA!

GrilleríasAfirmaron los grillitos que al fin hubo una buena noticia por parte del ayuntamiento de Pachuca y es que la alcaldesa, Yolanda Tellería, anunció una inversión por 5 millones de pesos para el tema del rebacheo en las calles a fin de cerrar los trabajos relativos al último trimestre 2017. Nunca es tarde para atender un tema que tanta controversia generó desde hace meses y que parecía no tener solución, ahora sólo resta ver cómo avanza y si de verdad será suficiente para tapar la infinidad de hoyos que existen.

RENOVACIONES

Indicaron los grillitos que luego de la reciente encerrona en conocido salón de fiestas donde liderazgos del PES tomaron protesta a sus nuevos responsables en comités municipales, en algunos puntos del estado comenzaron las labores como nunca antes. Un acierto de este partido, cuyo rostro nacional es el hidalguense Alejandro González Murillo, fue la decisión de poner caras nuevas en dichos encargos; ejemplo de ello es el profesor Samuel Terán, quien desde Huautla convocó a la unidad, al ser otra de las voces que seguro definirá el rumbo de dicho organismo político por su arrastre tanto entre sus paisanos como en Pachuca, donde se le ve ya haciendo gestión.

INCÓGNITA

Siguen cuestionando los grillitos cuándo habrá una respuesta por parte de las autoridades correspondientes, al tema de los hurtos reportados en la Unidad Deportiva Revolución Mexicana, donde incluso crecen los cristalazos a vehículos, ya que pone en riesgo el patrimonio de la población que acude a este punto para realizar ejercicio; ojalá haya solución pronta y dejen de “echarse la bolita”, antes de que algo más fuerte pase.

AUMENTO

Una vez más el municipio de Mineral de la Reforma es presa de los constantes delitos como robos a casa habitación y asaltos a negocios locales y a transeúntes, situación que sigue en aumento pese a los discursos de las autoridades locales. Hay puntos de la demarcación que de plano son noticia diaria debido a dicha situación que prevalece, como la colonia La Providencia o el Saucillo, mientras el alcalde Raúl Camacho “duerme en sus laureles”.