RAÚL MENESES

p2-abajo-RAÚL MENESESSiendo tantas las carencias en un municipio como Progreso de Obregón, ahora el alcalde “hizo gala” de sus habilidades y/o aspiraciones como espía. Tras descubrirse que había una cámara con la cual los asambleístas eran grabados, la endeble postura del alcalde sufrió un revés más; en lugar de andar preocupándose por lo que digan los demás que se ponga a trabajar, que buena falta hace.