Dan vista a instancias para investigar violencia política

CASO ATITALAQUIA

Rosa Gabriela Porter

Aunque el Tribunal Electoral del Estado (TEEH) no acreditó violencia política por razón de género en contra de Miryam Navarrete Ramírez, regidora de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Atitalaquia, el pleno dio vista a la Comisión de Derechos Humanos del Estado (CDHEH), Instituto Nacional de la Mujeres (INM), Instituto Hidalguense de la Mujeres (IHM), así como el Centro de Justicia para Mujeres del Estado (CJMH) para investigar el caso.

Por presuntas amenazas y actos de discriminación, la asambleísta de Morena interpuso un juicio ciudadano para denunciar violencia política de género contra la alcaldesa, María Antonieta Herrera Jiménez y el regidor, Jorge Francisco Hernández Juárez.

La magistrada, María Luisa Oviedo Quezada, expuso que analizaron las pruebas aportadas por la promovente, un audio de 40 segundos, capturas de pantalla de conversaciones en un grupo de WhatsApp, así como notas periodísticas que consignan la denuncia de Navarrete Ramírez.

«Después de analizar supuestos procesales, la accionante pretende obtener del tribunal dos aspectos: que se le cuestione a las autoridades municipales la veracidad de su participación en un audio y como segunda pretensión, determinar sanciones que correspondan, así como las consecuencias jurídicas que deriven».

Tanto la alcaldesa de extracción panista como el regidor negaron su participación en esa conversación, por ello la carga procesal recae en lo que aporte la representante de Morena.

Al cotejar las pruebas, los jueces determinaron que no existen elementos probatorios absolutos de que tanto la edil como el regidor, sean quienes manifestaron tales descalificativos en dicha conversación.

El pleno del TEEH valoró los causales para determina si existe violencia política por razón de género: actos dirigidos a una mujer por el hecho de serlo, que las vejaciones exhiben un impacto diferenciado, obstaculiza o anula el reconocimiento y goce de los derechos políticoelectorales, además que refieran agresiones simbólicas, sexuales, psicológicas o verbales.

Debido a que no acreditaron todas las causales, declararon infundado el juicio y dieron vista a diferentes instancias para su investigación.