GERARDO SOSA

ABAJOContinúa el dueño de la UAEH con el movimiento de sus piezas de ajedrez político, en aras de frenar las disposiciones que permitirían trasparentar el uso de los recursos públicos al interior de la máxima casa de estudios en Hidalgo. Con el supuesto de violaciones a la autonomía, Sosa Castelán da muestras de intensificar una batalla que bien podría perder al final.