Inmoral el impuesto: la regidora

APROBACIONES

Ángel Hernández

pág 09 regidoraLamentó la regidora de oposición en el cabildo de Tula, Guadalupe Peña Hernández, que en la Ley de Ingresos aprobada para 2018 se pretenda cobrar impuestos a quienes menos tienen.

Explicó que la propuesta consentida por la mayoría de integrantes de la asamblea tiene intención de gravar las tierras de pequeños productores del campo y a quienes se dediquen a criar ganado.
Enfatizó que estas personas generalmente sólo producen para sí mismos, dado que no tienen capacidad económica para trasladarse al centro de la demarcación ni para comprar productos a elevados precios.

“Me refiero al apartado donde están productores de hortalizas y quienes se dedican a criar ganado, me parece injusto que se tenga que cobrar una licencia anual por más de 600 pesos a quienes tengan un terreno de 30 metros para cultivar alimentos para consumo familiar”.
Dijo que antes de la votación de la Ley de Ingresos hizo hasta lo imposible para que quitaran el impuesto que catalogó como “inmoral e hiriente” para la economía de personas de escasos recursos, “yo les decía quítenlo, que no aplique, que no se les cobre, no podemos hacer esto”.

Señaló que por si fuera poco el nuevo cobro contraviene lo estipulado en el artículo 103 de la Ley de Hacienda Municipal, donde dice que las licencias sólo son para giros comerciales e industriales, “no para sectores primarios”.

Sostuvo que en la secundaria le enseñaron lo que son los sectores primarios, secundarios y terciarios, y que el nuevo impuesto sólo aplicaría al comercio a gran escala y a la industria, pero no a campesinos.