Recomposición 

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreLas diferencias entre el exdirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ramón Flores, y el exsenador priista, José Guadarrama, llevaron al de por sí alicaído organismo a un proceso de renovación urgente pero nada sorpresivo, porque desde que confirmaron la intención también acordaron mantener sin cambio el reparto de carteras.

Molesto porque al profe Guadarrama lo nombraron delegado nacional, Ramón J. Flores decidió renunciar a la dirigencia del “sol azteca” en un momento en el cual se esperaba que estuvieran inmersos en negociaciones aliancistas con el Partido Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC), siguiendo la ruta de sus dirigencias nacionales.

La renovación del fin de semana fue un evento acordado, consensuado y desarrollado sin el menor sobresalto. Las tribus sabían que la presidencia seguiría en poder del Frente Democrático Hidalguense (FDH) y la Secretaría General a cargo de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC).

Hubo sustituciones en cuatro carteras más del Comité Estatal, pero todas ellas bien “amarradas” entre las corrientes internas.

El inesperado y desangelado proceso puede ser un ejemplo del momento anímico que vive el PRD y sus militantes; atribulados por la migración al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con liderazgos desgastados y envueltos en una nueva fórmula aliancista que contraviene los principios básicos del partido y revela que puede ser su única oportunidad de prevalecer en la palestra electoral del país.

Al PRD parecen no quedarle muchas alternativas de cara al 2018, las diputaciones locales podrían ser un bastión en el cual fortalecerse si aprovechan el malestar ciudadano en contra de la oficialidad, pero nuevamente se le presenta la disyuntiva de Morena, opción que parece le atrae más a quienes alguna vez apoyaron a los de amarillo y negro.

Muchas deben ser las rutas electorales que exploran al seno del PRD Hidalgo, entre ellas la posibilidad de que su líder moral, José Guadarrama, busque una diputación federal o algún otro cargo por la vía plurinominal, algo que aún no confirman pero que indiscutiblemente puede suceder.

Lejos quedaron aquellos años en los cuales el PRD era una opción de izquierda con respaldo en toda la entidad, sus luchas intestinas, los nuevos tiempos y, sobre todo, la mala actuación de sus militantes en cargos de elección popular, dieron como resultado la situación emergente que viven hoy.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio