Invalidados amparos de Pérez, subraya la SEPH

 

-Ya no tienen validez y será detenido de inmediato, reiteró el Jurídico

-Expuso que el exfuncionario debe responder por el desvío de recursos

ANDA EN SUDAMÉRICA

 

Adalid Vera

p3-amparosInterpuso Pablo Pérez Martínez ocho amparos ante instancias judiciales para evitar ser detenido por el presunto delito de desvío de dinero en la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) cuando fungió como subsecretario de Finanzas; sin embargo, todos han sido cosa juzgada y ninguno surtió efecto, así que en el momento en que sea localizado será aprehendido de inmediato, reiteró el director Jurídico de la dependencia, Carlos Emigdio Arozqueta Solís.

“Promovió ocho amparos contra las órdenes de aprehensión. Hoy en día todos ellos ya son prácticamente cosa juzgada y los jueces resolvieron no entregarle ni uno solo sobre ninguna de las órdenes de aprehensión que están vigentes en su contra”.

En exclusiva para La Crónica de Hoy en Hidalgo, explicó que todos fueron ingresados al Poder Judicial de la Federación por diferentes motivos, pues en realidad existen varias denuncias penales en su contra, pero no ahondó en los delitos.

Los amparos fueron ingresados en su momento y todos ya fueron resueltos por jueces. Esto lo hizo en un intento de evitar aprehensiones. Todos ellos ahora son improcedentes, porque los jueces determinaron no darle ese beneficio.

“Lo que tenemos firme y ganado es que la persona que está prófuga ya perdió todos los amparos que intentó contra sus órdenes de aprehensión. Es decir, que sus órdenes de aprehensión son vigentes”, enfatizó el abogado.

Pérez Martínez sigue prófugo desde el año anterior y aún no se ha logrado dar con su paradero, pero en el momento en que sea ubicado se procederá a su detención para que rinda declaración sobre los más de 600 millones de pesos del programa de Escuelas de Tiempo Completo (ETC) cuya aplicación todavía no es comprobada.

Según una fiscalización de recursos se detectaron irregularidades en la aplicación de ese dinero, que directamente estaba bajo resguardo de la Subsecretaría de Finanzas de la SEPH, en diferentes cuentas bancarias.

Él, dijo Arozqueta, hizo lo suyo al intentar frenar la captura, pero ya no puede ingresar más amparos al Poder Judicial, así que ese es el motivo por el cual todavía se esconde de la justicia mexicana, al parecer, en algún país de Sudamérica.