Alto a LA TALA INMODERADA

– Pobladores recrudecen las medidas para evitar mayores daños a ribera del Río Tula, por la obra de revestimiento, ampliación y rectificación del cuerpo de aguas negras

PUNTO DE QUIEBRE

Ángel Hernández

PÁG 04 RIO 1 AHMediante la fuerza, habitantes de diversas colonias y comunidades de la “Ciudad de los Atlantes” determinaron parar la tala inmoderada que se efectúa en la ribera del Río Tula a raíz de la obra de revestimiento, ampliación y rectificación del cuerpo de aguas negras.

Previo a la disposición de la medida coercitiva se tuvo una reunión en el centro de la colonia San Marcos a la que asistieron cerca de 70 residentes de diferentes localidades interesadas en la defensa del ambiente y preservación de los ahuehuetes y la fauna del afluente.

En la junta vecinal se dijo que no permitirán que llegue más contaminación a la antigua capital Tolteca y reiteraron que nunca se consultó al pueblo para iniciar los trabajos, además de que no se presentó el proyecto a la ciudadanía y que tampoco se socializó. Asimismo sostuvieron que aunque se les hubiera dicho, no hubiesen dado autorización pues están completamente en contra del ecocidio que se comete desde pasados días.

Durante la reunión el ingeniero ambiental, Francisco Morales, indicó que carecían de permisos y exhibió que para las labores no cumplieron en ningún momento con el protocolo establecido por las leyes.

Quedó constatado que los trabajos no se efectúan como marca las leyes en materia ambiental y el responsable de las labores, Abraham Jarvio Quiñones, no pudo exhibir el permiso de riesgos EPJ, una autorización denominada MÍA, las autorizaciones para el derribe de miles de árboles y la convocatoria de socialización difundida en medios de comunicación.

Los pobladores adelantaron que se integrarán en un comité prodefensa del Río Tula, al que previeron se sumarán más ciudadanos. Al cierre de edición, obreros que laboraban en la ribera del cuerpo de aguas residuales comenzaron a abandonar sus sitios de trabajo.

BASES

En la junta vecinal se dijo que no permitirán que llegue más contaminación a la antigua capital Tolteca y reiteraron que nunca se consultó al pueblo para iniciar los trabajos, además de que nunca se presentó el proyecto a la ciudadanía y que tampoco se socializó.

MEDIDAS

Pobladores adelantaron que se integrarán en un comité prodefensa del Río Tula, al que previeron se sumarán más ciudadanos. El ingeniero ambiental, Francisco Morales, indicó que carecían de permisos y exhibió que para las labores no cumplieron en ningún momento con el protocolo establecido.